Creando un homenaje a los códigos de la casa florentina, Ferragamo, Maximilian Davis debuta después de su nombramiento como Director Creativo de la marca.

Un desfile inolvidable con sede en la imponente residencia de la familia Ferragamo ubicado en el Quadrilatero della Moda en Milán, Ferragamo presenta un nuevo capítulo en su historia.

“Quería rendir un homenaje a los inicios de Salvatore de la cultura de Hollywood”, declaró Davis

Un rojo imponente destacó las paredes y el piso de la propiedad con pequeñas partículas de arena del mismo tono que sumergían las plataformas de los modelos al pisar, así como el calzado plasmado de los invitados que caminaban por la residencia.

Respetando los códigos de la casa, Davis llevó la colección a un concepto minimalista con piezas sofisticadas que como resultado proponen un estilo contemporáneo y vanguardista. Sin olvidar el gran legado de Salvatore Ferragamo, la elegancia fue un punto de partida indispensable durante esta colección que determinará a las generaciones futuras.

Hollywood estuvo presente, los looks llenos de glitter que detonaron sensualidad se encontraban confeccionados por mini shorts que dejaban ver detalles de piel y las delicadas pinceladas de acuarela que delineaban el cuerpo, elogiando el cuerpo de los modelos.

El talento y concepción de la moda, llevó a Davis a recrear una línea genderless, donde las piezas de menswear derriba la barrera entre la feminidad y masculinidad. Todo esto traducido en piezas con transparencias, cuellos halter o blusas con largas caudas que nos dieron una percepción libre y renovada del hombre actual. 

Evidentemente Davis comienza una nueva historia para Ferragamo, en la que ha triunfado reinventando el ADN de la marca conquistando a quienes son amantes de la moda y están en busca de innovación y creatividad.

*IMAGEN: Filippo Fior

thoughts?