Donatella Versace está realmente fastidiada de que pronuncien mal su apellido y lo hace, más que público, en su colección SS19 menswear.

Comienza la semana de la moda en Milán y siendo uno de los más importantes del calendario, Versace dio otra muestra de su superioridad (como si no lo supiéramos). Para SS19, Donatella Versace decidió ponerle fin a la mala pronunciación de su apellido y firma, estampando prendas con la frase: “Es Versace [pronunciado Versache], no Versachee [pronunciado Versachi]” —sí, Donatella had enough—.

View this post on Instagram

It’s a Pouch , not a Pooch @versace

A post shared by michelgaubert™ (@michelgaubert) on

 

Desde el tributo que la directora creativa hizo a su hermano para conmemorar 20 años de su muerte, Donatella ha regresado a sus raíces con motivos ultra griegos en dorado y jugando con colores ultra vibrantes. La celebración que fue aplaudida por toda una industria, parece seguir en vigor para estas nuevas entregas. Y es que cuando acabas de anunciar que dejarías de usar pieles —una textura obligada para comunicar opulencia— y la generación de hoy está terminando con la verdadera esencia de elegancia, entonces no queda más que seguir por la línea que te colocó en un pedestal. Ese es el caso de Donatella y de Versace.

Empezando con un estilo inclinado al athleisure, las prendas en denim fueron combinadas con aquellas un tanto más clásicas, claro que con el giro que tanto encanta a los millennials (¡ejem! ¿Balenciaga?) Y luego aquellos estampados kitsch atestaron conjuntos completos con ligeros destellos en colores fosforescentes. Para concluir, el bucket hat que todos quieren ahora, ¿por qué no?

Pero dejando a un lado esta transformación, la realidad es que la esencia de Versace sigue ahí. El brillo le ha regresado una vez más.

*IMÁGENES: Mondadori Photo
thoughts?