Usualmente, el año que determina el final de una década culmina con eventos históricos que trascienden a la historia para marcar un desenlace y por supuesto, un nuevo comienzo. El 2010 sin duda alcanzó nuestras expectativas ¿cómo olvidar la inauguración del edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa en Dubai o el lanzamiento de la primera generación de Ipad? 

Avanzamos de muchas maneras, sin embargo, el aumento del daño climático se hizo presente hasta en el mundo de la viticultura. En Champagne —la provincia ubicada en el noreste de Francia que alude al nombre del vino blanco espumoso— el 2010 fue un año complejo para la cosecha especial de Dom Pérignon, ya que los viñedos se vieron afectados por el atípico clima que desencadenó una serie de problemas para las uvas.

“En el fin de semana del 4 al 5 de septiembre, si bien nadie en Champagne manifestaba todavía preocupación, tuvimos la intuición de que haría falta sacrificar parte de la cosecha a fin de salvar las mejores parcelas si queríamos apostar por una añada de Dom Pérignon”, menciona el chef de cave, Vincent Chaperon.

A pesar de los obstáculos, se logró producir una añada peculiar, con un volumen muy limitado fruto de la maestría que deriva la experiencia de quienes la trabajan. Dom Pérignon 2010 desafía las fuerzas antagónicas y como resultado nos brinda un ejemplo de resiliencia e inspiración, así como la excelencia propia de la maison.

La degustación de este champán es una experiencia exclusiva y privilegiada para cualquiera con la oportunidad de apreciarla. Al respirar su aroma, frutas tropicales como el mango verde, el melón y la piña, perfuman nuestros alrededores para después dar entrada al cosquilleo de la cáscara de naranja, la suave presencia de la mandarina y ultimar con una sensación táctil de peonía, jazmín y lilas.

Al contacto con el paladar, el vino impone inmediatamente su amplia presencia. El cuerpo se despliega y luego se contrae, dejando que el vino vibre con especias y pimienta. La energía se mantiene hasta un final completamente fuera de este mundo.

Atrévete a descubrir la esencia del desafío en Dom Pérignon 2010, disponible en tiendas de La Europea, Alianza, City Market, Costco y Vinoteca.

*IMÁGENES: Cortesía Dom Pérignon

thoughts?