Justo a tiempo para los días más calurosos del año que se antojan bajo una palmera y junto al mar, Grazia se unió en una colaboración con Gucci para mantener vivo el Acapulco del que muchos hemos escuchado hablar y nunca conocimos. Si viajamos 70 años atrás, esta playa icónica de México comenzaba a ganar fama mundial. Era el puerto de moda en el que grandes hoteles se instalaban, donde estaban las mejores discos y el que las más grandes estrellas del cine y de la música visitaban.

Bien dicen que la esencia de esta playa era mágica y no se parecía a ninguna otra, tanto que Kennedy celebró -antes de ser presidente- su luna de miel junto a la siempre estilosa Jackie. Fue el famoso director francés Robert Florey quien vino a filmar “Tarzán y las sirenas”, y dejó para siempre la constancia de que en Acapulco existía La Quebrada. Los paisajes y ese famoso estilo de vida jet set fue inmortalizado por el aclamado fotógrafo estadounidense Slim Aarons, y claro, no podemos olvidar aquél soundtrack sobre el espíritu de este icónico lugar en Fun in Acapulco, la película de Elvis Presley.

Todas las historias que nos han contado nuestros padres y abuelos hacen que sea más fácil imaginar aquellos días en lugares como la terraza Ciros o el club Cantamar, del Hotel Las Américas. Y por supuesto el famoso hotel Flamingos, un lugar que compraron la llamada “Pandilla de Hollywood” (un gran grupo de actores de la Meca del Cine) y convirtieron en el punto de encuentro de las mejores fiestas privadas bajo el sol.

Otro de los recuerdos empolvados en el tiempo son las tardes bajo el sol en el Hotel Las Brisas. ¿Quién no ha escuchado hablar de él? Hospedarse en una de las casitas con alberca privada y vista a la bahía más famosa del mundo era un sueño que todos querían hacer realidad.

Todos esos recuerdos han quedado guardados solo en la memoria de aquellos que tuvieron la oportunidad de vivirlo, sin embargo, siempre se puede tener un pedacito de esa esencia y la moda es uno de los canales para acercarnos a ella. Esta temporada quisimos regresar a todo ese estilo y glamour de Acapulco, y nuestra inspiración fue la colección Ouverture de Gucci. ¡Una mirada retro y un clavado hacia el pasado era todo lo que necesitábamos para la estación!

Ante la imposibilidad de un desfile hace apenas unos meses, la industria de la moda tuvo que buscar nuevos caminos y encontrar la mejor manera de presentar sus colecciones de forma digital. En el caso de Gucci, su Director Creativo Alessandro Michele dio a conocer su propuesta para la temporada más calurosa del año con una serie de cortometrajes ideados y dirigidos en colaboración con el galardonado director cinematográfico Gus Van Sant.

Titulados “Ouverture Of Something That Never Ended“, las siete partes —y una sesión de fotografías al estilo Polaroid— muestran un ambiente y nuevas siluetas que crean un vínculo con el pasado pero marcan al mismo tiempo una nueva era para la firma italiana. Estrellas como Harry Styles, Silvia Calderoni y el crítico de arte Achille Bonito Oliva —entre otros talentos y amigos de la casa italiana— fueron protagonistas de esta campaña digital, reflejando los códigos italianísimos de la firma y rompiendo con estereotipos típicos sobre la moda y el género.

Michele llevó su creatividad hacia nuevos horizontes y reimaginó además las piezas más icónicas de la casa para esta temporada. Vestidos y faldas estampadas, el corte y los materiales de sus tops y pantalones, mucho brillo y la combinación de volúmenes y texturas nos llevan atrás en el tiempo, hacia esos días de oro de Acapulco con todo el glamour y el estilo.

Conoce la colección Overture completa aquí.

(Este artíuclo es una colaboración pagada por Gucci)

Fotografías: Khristio
Video: Sophia Stieglitz Mori
Editora de moda: Annie Lask
Asistente de fotografía: Paulo Roman.
Pelo y maquillaje: Gustavo Bortolotti.
Modelos: Emilia Bryan, Beto y Sorachi para Wanted Management.
thoughts?