¿Cómo será la vida después de la pandemia? Esta es una de las preguntas que todos nos hemos hecho y que muchos han tratado de responder. Sin embargo no hay una respuesta certera, lo descubriremos hasta que el tiempo pase y todo se acabe. Pero dejando atrás el pánico y cualquier preocupación, traté de definir cómo será la moda cuando se detenga la propagación del virus, cuando todos regresemos a nuestras actividades y salgamos de casa con una sonrisa.

Es una realidad que el impacto económico está afectándonos a todos, e igual que tú, he centrado toda mi preocupación en cómo salir adelante. Pero también me di cuenta que las mejores oportunidades —por lo menos dentro de la industria de la moda— siempre se dan después de tiempos de crisis como el que ahora vivimos. Es igual de importante pensar en soluciones, que lavarte las manos y seguir todas las indicaciones sanitarias esta cuarentena.

Pensemos en el origen de una de las más grandes casas de moda en el mundo. Hace 75 años el final de la segunda Guerra Mundial creó nuevas necesidades y tendencias de consumo, y aquí es donde aparece uno de los creativos más importantes de la historia. Con el objetivo de dejar atrás esas siluetas rectangulares, hombreras acolchadas y faldas ceñidas que todas usaban, Christian Dior llegó con el New Look a cambiar la industria para siempre. El francés le dio a las mujeres un nuevo significado de elegancia y feminidad con prendas de hombros ajustados, cintura ceñida y una falda voluminosa.

Embed from Getty Images

Entendamos que la moda es una manifestación de la cultura y que la inspiración para generar un proceso creativo está basado en experiencias, recuerdos y diferentes puntos de vista. Consciente o inconscientemente, todos nos expresamos a través de la ropa y terminamos adaptando nuestra personalidad a los cambios sociales y a las crisis. Después del virus será igual, una necesidad de sentirnos protegidos, de mantenernos con buena salud tanto física como mental y de cuidar al planeta será la nueva tendencia.

Si el mundo está en movimiento y cambia, la moda siempre cambiará con él. En cuanto a siluetas, ¿sentiremos la necesidad de taparnos más que antes por protección? En cuanto a colores, ¿necesitaremos vestirnos en colores vibrantes y llamativos para levantar el ánimo? En cuanto a materiales, ¿será que nos preocupemos más por usar telas naturales y orgánicas que no contaminen? Y ni se diga de los accesorios, ¿por cuánto tiempo más después de la pandemia sentiremos la necesidad de usar mascarillas? Estas sin duda ya son un símbolo que marcará estos tiempos.

Las propuestas de moda para 2020 no están muy alejadas de las necesidades en cuestión. Tomo como primer ejemplo la firma francesa Marine Serre, que tanto para primavera-verano y otoño-invierno 2020 imaginó un mundo apocalíptico donde las capas de prendas, cubrebocas y guantes son protagonistas. No quiere decir que la marca haya predicho el brote de coronavirus, sin embargo esta serie fue una declaración sostenible y las modelos representaron personas sobrevivientes a un apocalipsis por el cambio climático que generó la extinción de nuestra especie. 

Embed from Getty Images

Por otro lado, estoy segura que a pesar de todo extrañaremos y recordaremos con nostalgia esos días de hacer home office. Volver a salir de casa será el momento perfecto para aprovechar el athleisure y loungewear.

Embed from Getty Images

Por su lado, firmas como Proenza Schouler y Paco Rabanne propusieron para otoño-invierno siluetas construidas con mallas metálicas. La protección será parte de nuestra identidad por lo menos en lo que queda del año y, ¿qué mejor forma de hacerlo que con armaduras?

Embed from Getty Images

Para terminar con las tendencias, la reina Elizabeth II confirmó hace poco que el verde es el color de la esperanza, del balance y de buena salud; algo que todos necesitaremos después de la crisis. Llevarlo a través de estampados llamativos y con motivos gráficos en formas naturales como las propuestas de Dries van Noten y Christopher Kane suena bien, ¿no? Todos vamos a necesitar levantarnos el ánimo.

Embed from Getty Images

Pasando a los modelos de negocios las marcas encontrarán nuevos caminos para crear, ¿será que llegue el momento de enfocar todo a moda sustentable? “Ninguna compañía va a atravesar sola la pandemia, y quien esté dentro de la industria necesitará compartir datos, estrategias e ideas sobre cómo atravesar la tormenta”, compartió The Business of Fashion. ¿Es hora de dejar atrás la competenecia y trabajar en equipo para levantarnos todos juntos?

View this post on Instagram

“Once the dust settles on the immediate crisis, fashion will face a recessionary market and an industry landscape still undergoing dramatic transformation,” says BoF Founder and CEO Imran Amed. “This will require unprecedented collaboration within the industry — even between competing organisations. No company will get through the pandemic alone, and fashion players need to share data, strategies and insights on how to navigate the storm. The crisis is a catalyst that will shock the industry into change — now is the time to get ready for a post-coronavirus world,” he adds. ⁠ ⁠ BoF and McKinsey & Company’s in-depth report, The Coronavirus Update to The State of Fashion 2020, focuses on the themes, issues and opportunities impacting the sector in the wake of the coronavirus crisis.⁠ ⁠ Tomorrow on #BoFLIVE, Amed will be in conversation with McKinsey & Company’s Achim Berg to further explore the report. Learn more and register for the event at businessoffashion.com/events and download your free copy of The Coronavirus Update to The State of Fashion 2020 through the link in bio.

A post shared by The Business of Fashion (@bof) on

Creo que esta es una oportunidad para generar una identidad y estilo propio. La cuarentena ha cambiado por completo nuestra manera de consumir moda. En general estamos acostumbrados a hacerlo por medio de celebridades e influencers en redes sociales y eso acaba influyendo muchísimo en nuestra personalidad a la hora de vestirnos. Aprovechemos que esa área está frenada por ahora y pensemos en nosotros mismos. Tomemos inspiración de los famosos, pero dejemos atrás querer imitar un estilo. Estos tiempos sin duda son una oportunidad para pensar en lo que nos gusta y ser completamente genuinos y auténticos.

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?