Si ya leíste nuestra guía para encontrar tu tipo de piel ahora el siguiente paso es encontrar los tratamientos adecuados para el cuidado facial, pues puede que muchos en vez de beneficiarte te perjudiquen y hasta te saquen manchas en la piel. Además, sabemos que en algún punto preferirías dejar de acudir a centros de belleza y saber identificar cuál es el mejor producto cosmético para ti. Y sí, Victoria Beckham tiene el mejor suero del que todos hablan para iluminar la piel, eliminar las arrugas y disminuir las líneas de expresión. Sin embargo, hoy te dejamos una lista de productos esenciales para cada tipo de piel y que sin duda te ayudarán a tener un cutis hidratado y luminoso. Recuerda que tomar un litro y medio de agua al día es el secreto para una piel bonita y no puede faltar en tu estilo de vida.

Piel seca

La piel seca se caracteriza por presentar descamación y aspereza, el rostro está deshidratado y menos protegido. Para combatir este problema, te recomendamos añadir a tu rutina de skincare estos productos específicos: limpiadores como agua micelar y leches limpiadoras.

Para limpiar el cutis, estos productos deben contener en su formulación humectantes o emolientes, pues te ayudarán a tener una piel hidratada. Las cremas humectantes deben contener ceramidas, pues estas tendrán como función retener la humedad. Y si de protectores solares hablamos, las fórmulas en crema y libres de parabenos serán tu mejor opción.

Ahora hablemos de los ingredientes que debes alejar si tu piel es completamente seca. Antes que nada tienes que dejar atrás la exfoliación excesiva, pues esta agredirá a tu piel produciendo inflamación hasta las capas más profundas y signos de envejecimiento prematuro. Asimismo, evita mojarte el rostro en exceso y no uses productos con pH ácido.

Piel grasa

Este tipo de pieles presentan una sobreactividad en la glándula sebácea, produciendo acumulación excesiva de sebo. Por eso necesitas conocer los productos que te ayudarán a controlarlo y los otros que te perjudican. Estos deben ser especiales, así que te recomendamos usar productos hipoalergénicos, no comedogénicos, libres de aceite y lo más importante: formulados especialmente para pieles grasas o con tendencia acneica.

En cuanto a los que no debes utilizar, es mejor alejarte de los hechos a base de alcohol, pues pueden fragmentar tu piel internamente causando irritación. Otro factor que no debes olvidar es que no debes exfoliarte demasiado, pues se removerán todos los aceites de tu rostro y tu piel tratará de compensarlo estimulando la producción de sebo. Olvídate de una limpieza facial excesiva, esto solo causará el envejecimiento de la piel.

Piel mixta

La piel mixta es muy común. Aquellas personas con más secreción sebácea en la frente en la nariz y barbilla, lo primero que deben tomar en cuenta es dejar de utilizar cremas grasas que pueden generar un problema de acné. Es mejor utilizar productos oil free, y en cuanto a cremas hidratantes y cremas antiarrugas, tendrán que optar por utilizar dos: con excipientes ligeros en los que haya mayor porcentaje de agua que de aceite para la zona T y otra con mayor contenido de aceite para contorno de ojos y pómulos.

Si hablamos de protectores solares, las mejores opciones si tienes piel mixta serán cremas no comedogénicas y de texturas ligeras.

Piel sensible

La piel sensible o reactiva tiene la barrera protectora muy delicada, así que a veces resulta complicado elegir un tratamiento especifico de belleza que vaya de acuerdo a esto. Pero no te preocupes, solo debes elegir aquellos productos apropiados para ti que eviten la resequedad y que no contengan agentes agresivos, pero sobretodo, que tengan activos calmantes que suavicen y refresquen. Será mejor que te alejes de los cosméticos con alcohol, perfume, colorantes o jabones alcalinos.

Piel Normal

Aunque todas desearíamos tener este tipo de piel, en realidad es menos común de lo que te imaginas. Esto pasa menos cuando ya tienes una piel madura, pues es un tipo de piel que se encuentra en perfecto equilibrio, no es ni tan seca ni grasa. Pero aún cuando es normal, se le debe dar los cuidados necesarios para evitar ciertos desajustes que hagan que cambiemos de tipo de un momento a otro, sobretodo porque al pasar los años la piel normal va perdiendo hidratación y necesitas un tratamiento facial.

Te sugerimos emplear en tu rutina de skincare cremas o sueros que contengan ácido hialurónico, esto propagará la luminosidad e hidratación en la piel. En cuanto a exfoliante facial, no cometas el error de usarlo más de tres veces por semana, pues tu piel puede pasar de normal a completamente seca por la perdida de aceites esenciales. Puedes optar por cremas hidratantes especiales para pieles normales y no olvides la protección solar, el cuidado de la piel no deja de ser importante incluso cuando es normal.

Todos los tipos de piel deben tener una rutina de belleza con tratamientos específicos para evitar células muertas, puntos negros, poros dilatados y envejecimiento de la piel. No importa qué tipo de piel tienes, es importante tener un estilo de vida que incluya una limpieza facial a diario.

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?