La modelo Cara Delevigne y la actriz Anya Taylor-Joy asistieron por separado al desfile de la colección Dior Crucero 2022, en Atenas, Grecia, y por azares del destino ambas eligieron los mismos zapatos para combinar con sus respectivos vestidos. Más allá de que estas coincidencias suelen ser motivo de vergüenza, ellas supieron perfectamente cómo lidiar con la situación.

Además de que les importó poco haber elegido el mismo calzado, se les vio juntas y disfrutando del evento, pero un momento en particular destacó tanto, que Cara decidió compartir el video en su cuenta de Instagram. Ahí se ve a Anya humildemente arreglando el vestido de Cara que se había enredado de la parte frontal, como si fuera un miembro más de su equipo de vestuario. Simplemente, al ver el desperfecto, Anya reaccionó como lo haría cualquier amiga de verdad.

 

Junto al video que quedó inmortalizado en la red social de la modelo, compartió también varias fotografías de ambas caminando de la mano y posando para ser fotografiadas, así como un bello texto-reflexión sobre la amistad, la generosidad y la sororidad: ”Encuentra amigos que te digan cuando tienes algo entre los dientes cuando más lo necesites, que te digan cosas que quizás no quieras escuchar. La conexión es la única forma en la que podemos aprender y crecer, así que, que sean las mujeres que arreglan la corona (vestido) de otra mujer en lugar de señalar que estaba torcida. Además, usar lo mismo que otra persona solo significa que tienes buen gusto…”.

En otra publicación de ese día, Delevigne compartió un par de fotografías junto a la actriz de Gambito de Dama. Una selfie divertida y sin filtros de ambas sentadas en la tribuna del evento, y otra de la sesión de fotos que les hicieron. “Reality vs. Instagram”, escribió la modelo.

Y en otra tercera publicación en su cuenta de Instagram, Cara compartió varias fotografías y videos del evento, así como lo orgullosa que se siente de ser parte de la familia Dior: “Una noche mágica en Atenas para recordar por siempre. Más que agradecida de ser parte de la familia Dior. Gracias a todo el equipo de Dior que trabaja tan duro constantemente y, por supuesto, a Maria Grazia Chiuri que sigue inspirándome en tantos niveles, como mujer y como artista con un propósito”.

La colección Dior Crucero 2022 se ha inspirado en una serie de fotografías de una de las líneas de alta costura de Monsieur Dior, tomadas en 1951 junto al icónico Partenón. En el corazón de la ciudad dedicada a la diosa Atenea, Maria Grazia Chiuri reinventa su genealogía y modifica ciertos códigos, como el peplo. El arte no consiste en el objeto creado, sino en la habilidad del artista para crear. La túnica de diosa, exquisitamente etérea gracias a sus tejidos y sus pliegues hechos a mano, como si de un claroscuro de acanaladuras se tratase, evoca el mármol y las estatuas antiguas.

*IMAGEN: Cortesía Dior
thoughts?