Con el interés en frenar la curva de contagios por coronavirus, y de volver a disfrutar del mundo y de la compañía de nuestros seres queridos, la marca de lujo Bulgari hizo un donativo importante para el desarrollo de las vacunas Oxford, creadas por los laboratorios AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

A partir de esta semana hay ya más de medio millón de dosis disponibles de la vacuna Oxford, pero detrás de estas pequeñas ampolletas hay meses de trabajo de investigación ininterrumpida y colaboraciones esenciales para poder llevar a cabo su creación. Bulgari ha estado apoyando de cerca el desarrollo de esta vacuna, desde que estableció una colaboración filantrópica con el Instituto Jenner de la universidad, en junio de 2020.

 “Este es un día para celebrar al equipo que desarrolla la vacuna, después de un año de trabajo extremadamente duro en circunstancias difíciles. Ahora que se ha concedido la primera autorización o uso de la vacuna fuera de los ensayos clínicos, todavía tenemos más por hacer y seguiremos proporcionando más datos a múltiples autoridades reguladoras, hasta que podamos ver que la vacuna se está utilizando para salvar vidas y al mundo”, dijo Sarah Gilbert, profesora de vacunación en la Universidad de Oxford, tras el acuerdo del año pasado.

El donativo de Bulgari permitió a Oxford comprar un citómetro de flujo de última generación, crucial para el desarrollo de esta vacuna para vivir un futuro libre de COVID-19. “Felicito a la Universidad de Oxford por este extraordinario logro. Estamos increíblemente orgullosos de haber desempeñado un papel modesto en este desafiante viaje hacia una vacuna y esperamos continuar nuestro trabajo con Oxford en los próximos años para erradicar otros virus de esta manera”, dijo en un comunicado Jean-Christophe Babin, presidente y director ejecutivo de Bulgari.

La donación de Bulgari también dio pie a la creación de la Beca Bulgari para la investigación de vacunas en la Universidad de Oxford. Los dos becarios inaugurales de Bulgari, Rebecca Makinson y Cameron Bissett, comenzaron sus programas de doctorado en octubre de 2020 con su investigación centrada en la respuesta inmune de la vacuna candidata de Oxford.

 “Este es un gran día para la ciencia británica y un gran día para las universidades de todo el mundo. Sobre todo, es un gran día para las muchas personas cuyas vidas se salvarán con esta vacuna. Estamos muy en deuda con quienes han diseñado, desarrollado, fabricado y evaluado ChAdOx1”, añadió la profesora Louise Richardson, vicerrectora de la Universidad de Oxford.

No podemos estar más que agradecidos con todo este equipo de investigadores y personas involucradas de manera real con el compromiso de liberar al mundo del COVID-19.

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?