La marca de vehículos alemana BMW ha presentado una nueva tecnología que sin duda se convertirá en el ejemplo para las demás marcas de automóviles y de muchos otros productos: una “pintura” que cambia de color frente a tus ojos.

Esta tecnología es usada por primera vez en el BMW iX M60, el primer SUV eléctrico de la serie M de la compañía, presentado en el CES 2022 de Las Vegas, una de las ferias tecnológicas más importantes del mundo. 

Este “color fluido”, como es llamado, es posible gracias a una envoltura de carrocería – láminas E-Ink – especialmente desarrollada que se adapta con precisión a los contornos del vehículo deportivo totalmente eléctrico de BMW. 

Al ser estimulada por señales eléctricas que se activan a través de un simple botón, la tecnología electroforética trae diferentes pigmentos de color a la superficie, haciendo que la piel del cuerpo adquiera la coloración deseada. 

“El BMW iX Flow es un proyecto de investigación y diseño avanzado y un gran ejemplo de la visión de futuro por la que se conoce a BMW”, dijo Adrian Van Hooydonk, jefe de diseño del grupo BMW.

En realidad se trata de la presentación de un “concepto” adaptado a la iX M60 para fines de esta feria, pues las unidades de producción de este SUV no vendrán con esta tecnología, aunque definitivamente podríamos verla en el futuro, cuando pase la versión de prueba.

La compañía también mencionó un “beneficio funcional” de esta tecnología. Explica que el cambio de color puede influir en el reflejo de la luz solar y, por consecuencia, impactar en las propiedades térmicas del coche. Si el interior está menos caliente, se podría ahorrar algo de energía al tener que usar menos el aire acondicionado, o, por el contrario, si se retiene más calor, se podría utilizar menos la calefacción.

Un paso gigante en la tecnología automovilística. Te dejamos el video de cómo funciona:

thoughts?