Mi personaje favorito de la serie Emily in Paris es  Sylvie, considero que le ha arrebatado el protagonismo a los demás. Al  platicar con ella descubrimos a una mujer segura de sí misma, inteligente y audaz. En sus 36 años de carrera la actriz Philippine Leroy-Beaulieu, ha realizado 23 películas y 5 series. Por el personaje que interpreta en la serie ha tomado gran relevancia a nivel internacional. Aquí lo que nos reveló.

¿Cómo te describirías a ti misma?

¡Soy muy testaruda! Podría estar muy molesta por eso. También creo que la vida es un gran juego que debemos tomar con un gran sentido del humor.

¿Piensas que la sociedad tiene una perspectiva diferente sobre el envejecimiento de las mujeres y los hombres, por qué?

Todos sabemos que lo hace y es un poco un cliché hablar de ello. Pero como todo está tan sexualizado, así es.

Es fascinante cómo la sociedad considera todo desde un ángulo sexual. Aunque no lo reconozcamos. Realmente ya no lo vemos… Está tan incrustado en nuestro comportamiento. ¡Entonces una mujer madura no es interesante en el «mercado sexual» de la vida! En donde un hombre maduro está lleno de promesas…Creo que en realidad es todo lo contrario, pero esa es la narrativa actual.  ¡Hay tantas suposiciones falsas que deben ser desmanteladas!

¿Cuáles son las ventajas de ser una mujer madura?

La ligereza de ser…

¿En dónde encuentras belleza?

Encuentro belleza en la autenticidad. La verdad es mucho más hermosa que las mentiras… Tendemos a escondernos detrás de lo que pensamos que es la perfección, pero en mi opinión es bastante fea.  La belleza es armonía, no perfección. Algunas veces necesitamos unir bastantes cosas imperfectas para crear armonía y belleza. No debemos de buscar la perfección, debemos de buscar la verdad.

Foto: Tais Bean

Leí que tu mamá era muy hermosa. ¿Puedes compartir algún consejo de belleza que te haya dado?

Mi madre era una persona que destacaba el “sé tú misma”. Y a medida que envejecía, le importaba un bledo cómo la percibían las otras personas. ¡Eso es lo que realmente se quedó conmigo!

¿Cómo te cuidas?

Lo hago y no lo hago. Creo que lo peor es estar obsesionado con el autocuidado. ¡Tenemos que disfrutar de la vida! Se va muy rápido y gastarla pensando en cómo nos vemos es un poco triste. Así  que cuando tengo que hacerlo porque mi trabajo requiere cierta disciplina, lo que hago es: duermo mucho, bebo muchos jugos prensados en frío, como ligero, hago ejercicio, ayuno de vez en cuando y respiro. ¡Pero también me encanta una buena botella de vino de Borgoña y bailar toda la noche! ¡La felicidad nos da un gran brillo!

¿Consideras que eres una mujer poderosa?

No, simplemente me considero una mujer. Tal vez cuando una mujer acepta ser mujer y sufre lo que una mujer sufre en este mundo y aún así ́ encuentra el amor por la vida, ahí ́ es cuando se vuelve poderosa.

Lo femenino es una fuerza muy misteriosa. Nunca deberíamos de querer ser como hombres, jamás. ¿Por qué  desearíamos perder nuestro don único? Debemos encontrar la belleza en nuestra profundidad y en la comprensión de la vida. Y justo eso dárselo al mundo.

 

thoughts?