Es cierto que cuando pensamos en prendas de cuero automáticamente las asociamos con la temporada de otoño-invierno y/o una biker jacket. La realidad es que ambas creencias están en declive —cada vez más—, pues ahora llevar una pieza en piel contextualiza un estilo sublime, limpio y por ende minimalista. Las danesas anticiparon la tendencia hace casi un año en el marco de la semana de la moda de Copenhague, coincidiendo con el lanzamiento del short en cuero de Daniel Lee para Bottega Veneta que llegó para conquistar los armarios más exigentes. De ahí se desplegó toda una fiebre que ahora es atemporal.

La nueva manera de usar prendas en cuero es en distintos colores, pero nunca desapegándonos de la gama neutra. Eso sí, ahora es un requisito del fondo de armario, así que si estás pensando agregar una a tu clóset, te dejamos una breve guía para apoderarte de ellas:

Pantalón

Cualquier estilo de pantalón, desde unos leggings hasta unos flare trousers, van bien en piel. Combínalos con una camiseta blanca o un suéter, dependiendo la ocasión.

Embed from Getty Imageswindow.gie=window.gie||function(c){(gie.q=gie.q||[]).push(c)};gie(function(){gie.widgets.load({id:’wdQSv-2uRm1YLZc4nTX0MA’,sig:’6k41eowqtoclRIYrhhx5s-VFFEzFd2BpdQbwtesUd8k=’,w:’396px’,h:’594px’,items:’845886246,1029560860,978135894′,caption: true ,tld:’es’,is360: false })});

 

Trench Coat

Indispensable para llevar tu outfit a otro nivel. Ya sea que lo combines con unos jeansskinnymom jeans— o pantalones sastre. Considera el trench en cuero como un contraste de texturas y color. Además, puedes darle doble uso: como trench dress también.

Embed from Getty Imageswindow.gie=window.gie||function(c){(gie.q=gie.q||[]).push(c)};gie(function(){gie.widgets.load({id:’sVrZQfokTLNV1FHjco0JQg’,sig:’jGXyZkQJn00wh6daeSHsg3X-PJbOnsX3rmu0nHWzoCQ=’,w:’396px’,h:’594px’,items:’1210235340,1177114066,926138554′,caption: true ,tld:’es’,is360: false })});

 

Falda

Si buscas una vibra sesentera, entonces debes tener una falda en cuero en tu clóset. La mejor manera de llevarlas es a juego de un crop top o un suéter de punto. Sobre el largo, apuesta por una minifalda o midi en lápiz o corte ‘A’.

Embed from Getty Imageswindow.gie=window.gie||function(c){(gie.q=gie.q||[]).push(c)};gie(function(){gie.widgets.load({id:’rJ_7BBj0R49VAw2rjhOyNw’,sig:’27DwKwN85lNPHWJCrqyCFcTVD_Jb2s42ZF04naYf_Bo=’,w:’416px’,h:’594px’,items:’851062584,1212048323,1180302549′,caption: true ,tld:’es’,is360: false })});

 

Vestido

Sí, quizás es arriesgado, pero créenos: ¡necesitas un vestido en piel! No importa el corte y la silueta que elijas, solo debes tener en mente que este debe ser en tono neutro para que puedas agregar accesorios sin romperte la cabeza. Una manera muy cool de llevarlo es usando una T-shirt por debajo —algo así como la tendencia que se viralizó con el slip dress.

Embed from Getty Imageswindow.gie=window.gie||function(c){(gie.q=gie.q||[]).push(c)};gie(function(){gie.widgets.load({id:’thGoanmISBBBla3ECLCPZw’,sig:’kreAneejBYvxnRjsE5e7MUOTojJ_r8HnUxYgMO3AIVc=’,w:’396px’,h:’594px’,items:’1210517296′,caption: true ,tld:’es’,is360: false })});

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?