Nos encanta llevar color en nuestros labios, el poder transformador que tiene este pequeño objeto tan deseado es impresionante. Como un poco de historia a nadie nos cae mal, te cuento algunos datos curiosos sobre los lipsticks.

 

Lujo extremo

Llevar color en los labios viene desde las civilizaciones antiguas, en donde los pigmentos para pintar los labios los obtenían de frutas, insectos y óxido de arcilla entre otros. Pero las que se llevaban un 10 por sofisticadas eran las mujeres de Mesopotamia, pues daban brillo y color a sus labios moliendo joyas preciosas.

La vida no tan alegre del lipstick

En el Imperio Griego llevar color en los labios se asociaba con la prostitución, así que todas las que se dedicaran a este oficio estaban obligadas por ley a llevar los labios en tonos oscuros. En el Imperio Romano las mujeres de clase alta llevaban los labios rojos. Y en Japón las Geishas molían pétalos de flores para fabricar sus propios labiales.

Durante la Edad Media en Europa la iglesia condenó el uso de cualquier tipo de maquillaje. A quien llevara los labios de color se les podía acusar de bruja.

 

La reina de los labios rojos

Por suerte durante el siglo XVI en el reinado de 44 años de Isabel I de Inglaterra dejaron en paz a los labios rojos y se reivindicaron. Ella fue la promotora #1 de los rostros pálidos que se relacionaban con su imagen de “Reina Virgen”, junto con su boca carmín.

 

Brujas a la vista

En 1950 otra vez un aguafiestas vino a arruinar la felicidad de los labiales. El pastor inglés Thomas Hall hizo que el Parlamento Británico prohibiera que las mujeres llevaran los labios rojos. Si lo hacían las podían juzgar como brujas, por ser un color que se relacionaba con el mal.

 

De la nobleza al teatro

En Francia a finales del siglo XVIII la reina María Antonieta amaba llevar la piel pálida y la boca roja. Esta moda estaba reservada para los miembros de la nobleza. Me encanta que durante esta época ellos también se maquillaban. Pero con la Revolución Francesa se volvió a reservar el uso de este colorido producto para los actores de teatro.

 

Los recargables

La casa francesa Guerlain fue la primera empresa en producir en 1870 la primera barra de labios de manera comercial, pero su forma todavía no era la que hoy conocemos. Su nombre era Ne m’oubliez pas (‘No me olvides’ en francés) y era recargable. Así, que celebramos que muchas marcas de belleza en la actualidad están regresando a las presentaciones con refill, pues desde un principio este producto de maquillaje se ideó de esa manera. Pero sobre todo y lo más importante es que al tener presentaciones con recargas se reduce considerablemente el impacto negativo al medio ambiente.

 

Barra giratoria

En 1923 James Bruce Mason Jr. creó el tubo giratorio del lipstick como ahora lo conocemos. Su uso se popularizó y los tonos más deseados eran los rojos oscuros, ciruela, marrones y cerezas.

 

Igualdad

En los años veinte los lipsticks se volvieron un símbolo entre las mujeres que exigían el derecho al voto y a la igualdad.

 

Los empaques de plástico y de papel

En 1940 en plena Segunda Guerra Mundial los suministros escaseaban. En el mundo de la belleza los tubos de metal se cambiaron por plástico y papel. Además, sin ser necesario pronunciar ni una sola palabra el usar los labios rojos volvió a tener un significado, pues al llevarlos se buscaba levantar los ánimos en esos años tan turbios.

Lipstick para una reina

Quien a lo largo de sus 70 años de reinado ha sido una indiscutible fashionista es la Reina Isabel II de Inglaterra. Para su coronación le encargó a Clarins que crearán en exclusiva un lipstick con base azul para que combinara a la perfección con el traje del día de su coronación. El nombre que se le dio fue ‘The Balmoral’, en honor al lugar en donde nació.

 

Más y más lipsticks

Desde hace algunos años la industria de belleza ha tenido un boom impresionante. Muchísimas celebridades, maquillistas e influencers han creado sus propias marcas de cosméticos haciéndole la competencia a las marcas de belleza que durante años habían acaparado el mercado. Hay una gran variedad de fórmulas de labiales y excelentes opciones en todos los rangos de precio. Así, que si tienes la oportunidad y te gustan los lipsticks no dejes de usar el día de hoy tu favorito o probar una marca nueva.

thoughts?