Se acabaron los días de vacaciones y comilonas pero ahora viene algo mucho mejor… ¡LAS REBAJAS! No hay nada que haga más feliz a cualquier adicta a las compras que una buena ración de descuentos. Conseguir a mitad de precio esa prenda por la que llevas meses suspirando es una sensación indescriptible que se podría comparar a algo así como encontrar un unicornio en medio del desierto.

Eso sí, gastar con cabeza cuando hay un descuento por medio puede ser tarea complicada en la que no conviene perder de vista lo que interesa de lo que no. Lo que es humo de rebajas de lo que se convierte en toda una inversión. El abrigo masculino, el bolso negro, la camisa blanca, un minivestido, unos mocasines, una falda midi… Bueno tal vez se nos haya ido un poco de las manos pero si no gastas ahora, ¿cuándo lo vas a hacer?

[galeria]

thoughts?