Una de las tapas y raciones más queridas por los españoles son sin duda las croquetas. Claro, que como en todo en al gastronomía, las hay de tantos gustos como paladares, y luego está ese momento que todos hemos vivido alguna vez: «las mejores son las de mi madre». Por supuesto, las favoritas son las de jamón, pero cada vez hay más sabores y es fácil encontrarlas de cecina, de bacalao, de pollo, morcilla, boletus, cocido, gambas y mucho más.

Pues bien, el dilema de cuál es el sitio con las mejores croquetas del mundo, que es lo mismo que decir la mejor croqueta de España, llega a su fin porque hoy en Madrid Fusión, uno de los encuentros gastronómicos mundiales de mayor repercusión, han encontrado y elegido a la mejor croqueta de España. La octava edición del Concurso Nacional de Croquetas de Jamón se ha celebrado hoy coincidiendo con este salón gastronómico, y si estás pensando ir a probar las mejores, te adelantamos que tendrás que visitar Madrid para que tu paladar se deleite con ellas.

Restaurante Santerra, el ganador

A este concurso se han presentado seis maestros croqueteros, sí, existen, llegados a Madrid desde diferentes lugares de la geografía española: Miguel Carretero del Restaurante Santerra (Madrid), Diego Fernández del Restaurante Regueiro (Tox, Asturias), Nacho Solana del Restaurante Solana (Ampuero, Cantabria), Jesús Segura del Restaurante Trivio (Cuenca), Alberto García Escudero del Restaurante Iván Cerdeño (Toledo) y Javier Sanz y Juan Sahuquillo del Restaurante Cañitas Maite (Casas Ibáñez, Albacete).

«Es el concurso de croquetas más complicado en la historia de Madrid Fusión», ha dicho el jurado

Después de probar todas las creaciones, uno de los restaurantes y maestros croqueteros se ha hecho con el preciado premio: ser la mejor croqueta de España. Se trata del Restaurante Santerra, ubicado en Madrid, y quien ya ganó este mismo concurso en 2018. 

 

LA RECETA GANADORA

Ingredientes: 2,4 litros de leche de vaca doble crema; 250 gr. de mantequilla; 250 gr. de harina floja; 0,3 litros de nata (33% MG); 10 hojas de gelatina; 350 gr. de jamón ibérico Joselito cortado a cuchillo; 1 hueso de jamón ibérico; harina; huevo, y panko.

Elaboración

1. Derretir la mantequilla y añadir la harina en dos tandas, cocinar a fuego bajo hasta que la harina esté completamente cocinada.

2. Infusionar por otro lado los huesos de jamón con la leche.

3. Añadir la leche caliente al roux a chorro y remover continuamente a fuego suave, hasta tener la bechamel lisa. Añadir el jamón picado, remover durante un minuto y poner sal.

4. Aparte, calentar la nata, añadir la gelatina que previamente hemos hidratado y derretido. Colar esta mezcla y añadir la nata a la masa, removiendo hasta bajar su temperatura.

5. Verter en una bandeja y cubrir con papel film para refrigerar durante una noche.

6. Hacer bolas, pasar por harina, huevo y panko.

7. Freír en aceite de oliva suave a 190 grados, dejar reposar y servir.

Hasta el momento no la hemos probado, pero queremos ir ya.

 

thoughts?