Estos días que muchos ya han decidido denominar como «eXtraordinarios» nos están dejando un gran número de historias solidarias y llenas de solidaridad. El mundo de la moda se ha volcado, desde numerosas áreas, para ayudar en la lucha contra el COVID-19, una crisis sanitaria que nunca antes habíamos vivido y que nos ha hecho reinventarnos en muchos aspectos.

De eso hemos querido hablar con Marina Conde, fundadora de la firma La Condesa, conocida por sus eXtraornidarias chaquetas, nunca mejor dicho. Su perfil de Instagram lo deja claro: «Antes chaquetas, ahora estamos haciendo mascarillas para luchar contra el 👑«.

Como muchas grandes, medianas y pequeñas empresas, la declaración del Estado de Alarma paró la producción y actividad de todos. ¿Qué se puede hacer en situaciones así? Muchos nos hemos preguntado eso desde casa, en estos días en los que muchas veces perdemos el ánimo o la paciencia, pero ahí fuera hay muchas historias inspiradoras que nos ayudan a seguir adelante.

En esta vida hay dos tipos de personas, las que huyen del problema y las que corren a enfrentarse a el, pues yo soy de las segundas

Estas palabras definen a Marina Conde y el nuevo rumbo temporal de la firma, reconvertida en un taller de creación y producción de mascarillas. Hemos querido saber cómo lo están viviendo, cómo tomaron la decisión y cómo están operando en estos días en los que arrimar el hombro, es tarea de todos.

Marina: Cuando surgió todo el problema de esta horrible pandemia global, los primeros días no fueron nada fáciles para la firma, pero decidimos afrontar el problema. ¿Cómo? Enfrentándonos a él y decidiendo dedicar nuestros recursos para su lucha. Comenzamos confeccionando mascarillas con un patrón hecho entre Linda, jefa de producción y Marina y, muchos tutoriales de YouTube. Ahora, días después, aquí seguimos.

Las mascarillas más bellas del reino: la iniciativa solidaria de La Condesa que nos encanta

A través de su cuenta de Instagram, la creadora ha ido contado cómo lo están haciendo, y no solo eso, también ha compartido vídeos y tutoriales de sus mascarillas, y hasta los patrones para que sus seguidores y todos aquellos que tengan cómo hacerlas en casa, también las puedan hacer.

View this post on Instagram

Hoy justo se cumple una semana desde que decidiéramos ponernos a fabricar mascarillas. Las hacemos de forma totalmente altruista. Nadie cobra nada, nadie ha querido cobrar nada. Es maravilloso ver cómo cuando los tiempos vienen mal todo el mundo colabora con lo que tiene sin pedir nada a cambio. Las telas primero eran de La Condesa y cuando nos las fundimos todas (incluso las premium por error) empezamos a pedir donaciones a nuestros fabricantes habituales. Dos de ellos han donado centenares de metros (Rutex gracias), pero es que además nos han contactado gigantes como @elcorteingles para donarnos otros cientos de metros. Me hace sentir bien que gigantes como esos contacten a unos enanos como nosotros porque algo debemos estar haciendo bien para que les demos la suficiente fiabilidad como para donarnos sus tejidos. Las gomas se solucionaron gracias a una donación gigantesca del héroe Arimatex que nos seguía en redes y nos las mandó al momento. Gracias eternas. Rápidamente nos dimos cuenta que con nuestras costureras no íbamos a dar abasto así que empezamos a contactar a todas las que conocemos, contactamos también con todos los talleres y todos se han ofrecido a trabajar voluntariamente. Todos menos uno que ya tiene un pedido directo de la Comunidad de Madrid, como es lógico. Los demás todos han donado desinteresadamente su tiempo y su esfuerzo para hacer mascarillas. Por supuesto también contamos con un listado de costureras que se han ofrecido por las redes sociales, pero por favor entended que es mucho más eficaz trabajar con profesionales que ya conocemos y concentrar la producción en pocos puntos que repartirla por centenares de puntos que complicarían la logística. Todas ellas jabatas con las que siempre estaremos en deuda. Gracias Porque también hemos aprendido que la logística es la clave de todo esto. Cortar el tejido (gracias a nuestro Geral de siempre), repartirlo, recoger mascarillas hechas, en ese mismo viaje aprovechar y volver a repartir más trabajo, enviar las ya fabricadas…os prometo que es un máster en logística que no sería posible sin dos ángeles voluntarios que vienen a diario a la oficina a hacer los reparto.

A post shared by La Condesa (@lacondesaconde) on

Marina: Las redes sociales, ya sabemos todos que son uno de los canales de comunicación más importantes e hicimos un llamamiento. Donaciones de tela, voluntarias de costura, de transporte… Fue increíble porque de pasar a hacer mascarillas con nuestras propias telas, hemos recibido grandes donaciones de marcas como El Corte Inglés o Rutex, sumado a las donaciones de gomas… Y fue así como pasamos de donar 100 mascarillas diarias a donar, a día de hoy, más de 1.000 diarias. Muchísimas personas empezaron a hacer solicitudes, a través de un formulario que creamos, desde residencias de ancianos, cuerpo de policías, hospitales… Ahí nos dimos cuenta que teníamos que seguir, que teníamos que ayudarles.

Las mascarillas más bellas del reino: la iniciativa solidaria de La Condesa que nos encanta

Ahora, días después, La Condesa ha decidido seguir sumando esfuerzos y ha puesto a la venta diferentes packs de mascarillas para que los usuarios puedan hacerse con ellas. El objetivo es seguir donando y por cada mascarilla que se compre, ellos donarán una. Se pueden comprar a través de su sitio web y ellos se encargarán de enviarla, como estaban haciendo hasta ahora con los que más necesitaban estar cuidados en primera línea.

Marina: El pasado domingo nos vimos sin tela y con la frustración de no poder seguir con la iniciativa, así que decidimos poner a la venta packs de mascarillas y por cada una que se compra, se dona una. No lo hacemos por ganar dinero, sino porque tenemos que comprar tejido, goma y, como no, a todas costureras que están cosiendo cientos de mascarillas diarias, poder pagarles, ayudar con la gasolina a los voluntarios de transporte… Solo queremos seguir ayudando y no sentir que hemos dejado de lado a los que más lo necesitan.

Las mascarillas más bellas del reino: la iniciativa solidaria de La Condesa que nos encanta

Colgamos el teléfono y les dejamos que sigan produciendo mascarillas, porque sabemos que están saturados y les faltan horas al día para poder desarrollar todo lo que les gustaría, pero nos quedamos con lo último que Marina quiere compartir con nosotros: «¿Lo mejor? La satisfacción que sentimos cada día de poder ayudar, de llamar a esas personas y comunicarles que las mascarillas van de camino, que se emocionen… La Condesa no es solamente es una firma de moda, es un mundo muy amplio, en que todo cabe y todo lo que se hace, da igual lo que sea, se hace desde la pasión y de dejarse la piel en ello«.

Aplausos a La Condesa, por saber reinventarse y por tener claro su objetivo: «que nadie que lo necesite se quede sin las mascarillas más bellas del reino«.

*Imágenes: Cortesía de La Condesa

thoughts?