Cuando se trata de diversión, magia y entretenimiento, Disney es nuestro mejor amigo.

Parques de diversiones, películas, hoteles y personajes de Disney nos han robado el corazón y disminuido el saldo de la cuenta bancaria con el paso de los años.

Pero, por mucho amor a la compañía y el estilo de vida que han creado en torno, ¿vale la pena pagar $5,000 dólares (un poco más de $100 mil pesos), por un cóctel?

Cualquier fanático diría que no solo es un cóctel: es el Kaiburr Crystal, un cóctel que se especula está preparado con el coñac Luis XIII (que cuesta aproximadamente $4,000 dólares por botella).

La bebida en sí misma es un espectáculo intergaláctico directamente frente a tus ojos.

Como lo mostró en Twitter el presentador y productor de Phase Zero, Brandon Davis, la bebida viene en un estuche lleno de luces, sonidos y puertas que se abren automáticamente, revelando al final su cóctel en medio de una luz brillante con humo saliendo.

Parafernalia pura.

Por cierto, el cóctel se llama así por los Kyber Crystals que alimentan los sables de luz.

El cóctel se sirve en el bar temático de Star Wars – Hyperespace Lounge – del Wish Cruise de Disney y, en realidad, todo el interior del crucero que parte de Florida tiene el mismo nivel de calidad, sorpresa, entretenimiento y precios elevados.

En total se ofrecen 2,500 plazas a unos $3,000 dólares por habitación doble y $5,000 dólares (igual que el cóctel) para las familias de cuatro miembros. 

La fecha de arranque del Wish Cruise será el 25 de julio y el trayecto de cuatro noches hasta las Bahamas incluye una parada en Cayo Castaway, la isla privada de Disney que sirve como puerto exclusivo para sus barcos.

thoughts?