Si hace días conocíamos la noticia de que el Grupo LVMH había puesto sus fábricas de perfumes a fabricar geles desinfectantes, ahora en España el Grupo Puig también ha querido sumarse a la causa que lucha contra el COVID-19 y ha ofrecido al Gobierno su ayuda. 

El Grupo Multinacional ha querido poner al servicio del Ministerios de Sanidad y el Gobierno sus fábricas y su capacidad de producción, para contrarrestar así el desabastecimiento que actualmente vive el mercado sanitario en nuestro país, al ser éste uno de los productos que más se han vendido desde que comenzó la crisis del coronavirus en en el mundo.

Pero no es el único, tal y como comunican desde Stanpa, la Asociación de Nacional de Perfumería y Cosmética: «Desde la semana pasada se está trabajando con las empresas del sector para dar una respuesta eficaz a la necesidad de proveer de manera extraordinaria a la sociedad y al sistema sanitario de soluciones higienizantes hidroalcohólicas«.

El sector de la perfumería y la cosmética española está volcado en este asunto y cuenta ya con decenas de empresas dispuestas a modificar sus planes de producción, que están incrementando toda su potencialidad y transfiriendo todas sus capacidades para la producción de este tipo de soluciones y poder dar la mayor respuesta posible.

Esta proactividad va a permitir una rápida reacción ante la petición realizada ayer por el Ministerio de Sanidad de que en el plazo de 48 horas se informe a las Autoridades de aquellos stocks disponibles de soluciones hidroalcohólicas. Desde Stanpa se está apoyando y coordinando la recepción de información entre empresas y administración en el mismo sentido.

También nos cuentan que se están realizando todos los esfuerzos para encontrar posibles soluciones ante la complejidad de obtener ingredientes, fundamentalmente alcohol, pero también otros componentes, incluyendo envases y etiquetas. Las principales compañías del sector, sean o no fabricantes de este tipo de productos, están transfiriendo de forma inmediata capacidades de su fabricación de perfumes, tintes u otros productos con alcohol a la fabricación de soluciones hidroalcohólicas. En este proceso están participando tanto las grandes multinacionales del sector como empresas nacionales y muchas otras pequeñas y medianas empresas.

Otra noticia más que nos llena el corazón de esperanza y a la que aplaudimos como cada tarde desde los balcones. ¡BRAVO!

*Imagen: Getty Images

thoughts?