El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha viajado acompañado de su esposa Begoña Gómez a Japón para asistir a la cumbre del G20. Es el primer viaje oficial de Begoña, y para una cita mundial tan importante, quiso elegir moda española para el encuentro con las esposas de los mandatarios, que siempre tienen lugar.

Para tal ocasión en Kioto, Begoña optó por un vestido que reúne varias de las tendencias top de esta verano: sin mangas, cuello camisero y largo midi. La vimos con un vestido blanco con estampado de flores en plata y cintura ceñida, de la colección primavera-verano 2016 de la diseñadora Teresa Helbig. Sí, 2016, y además la colección que aquella ocasión la diseñadora presentaba en la MBFWM, se inspirada en Oriente y llevaba por nombre Chinoiserie, así que Begoña h matado dos pájaros de un tiro: hacer un guiñó al país anfitrión y lucir moda española.

¿Tendremos a una nueva It woman en la política? Habrá que esperar el resto de apariciones para ver qué ocurre con su estilo.

thoughts?