Meghan Markle y el príncipe Harry han vuelto a mudarse  de casa  y esta vez parece algo definitivo, tanto que se han comprado una mansión en Santa Bárbara, California. La pareja adquirió esta propiedad de un empresario ruso, con una hipoteca de $9.5 millones de dólares y según los reportes, han estado ahí desde hace seis semanas, dejando atrás la casa donde vivieron en Los Ángeles durante el confinamiento.

Al parecer, la pareja encontró finalmente el lugar ideal para criar a Archie y no escatimaron en gastos para lograr su objetivo, pues según expertos en inmobiliaria, el valor de la mansión adquirida es mayor a los $14 millones de dólares. La nueva casa se divide en nueve habitaciones y 16 baños, y está ubicada en Montecito, una de las zonas más exclusivas del condado y donde viven diferentes famosos de Hollywood, incluidas Oprah Winfrey y Ellen DeGeneres.

La casa de 14,563 pies cuadrados, es conocida como The Chateau y tardó casi cinco años en construirse. El vendedor es el famoso ingenirero ruso, Sergey Grishin, quien diseñó su antigua casa con una biblioteca dentro, además de una oficina, spa con sauna, gimnasio, sala de juegos, teatro, bodega y garaje para cinco coches.

El exterior no se queda atrás, ya que los 20,000 metros cuadrados de terreno cuentan con frondosos jardines, varios patios, zonas de estar, un parque de juegos infantiles y, por supuesto, una enorme piscina. Por si fuera poco, esta cuenta con casa de invitados, con dos dormitorios y dos baños.

Grishin compró la mansión en 2009 por más de $25 millones de dólares y durante años trató de venderla por $35 millones, pero no logró encontrar compradores con ese precio tan elevado. Ahora son Meghan y Harry sus nuevos inquilinos, y según las fuentes, el matrimonio ya lleva viviendo en ella 6 semanas, gracias a la ayuda que ha prestado el príncipe Carlos para su adquisisción.

 “Esta es la primera casa que cualquiera de los dos ha tenido. Ha sido un momento muy especial para ellos como pareja y como familia: tener total privacidad durante seis semanas desde que se mudaron”, señaló una fuente cercana.

Parece que, por lo menos en este tema, ya podemos decir «vivieron felices y comieron perdices». ¿O qué opinas?

*Imagen: Getty Images

thoughts?