La vida es una y hay que vivirla bien. Por eso, ¿qué estamos esperando para vivir oportunidades únicas en cada oportunidad? Y mejor aún, ¿qué estamos esperando para crearnos esas oportunidades?

Para ti, que te encanta vivir experiencias diferentes e inolvidables, tenemos una serie de sugerencias de hospedajes únicos alrededor del mundo. ¿Cuál será el primero que elijas?

Glamping en el desierto de Jordania

Jordania, en el medio oriente, es un país sorprendente con playa y desierto. Mientras en la costa puedes vivir la experiencia de flotar en el Mar Muerto, en el desierto puedes montar camellos, ver atardeceres inolvidables, vivir lo más caliente y lo más frío de este ecosistema y hospedarte con todo el lujo en lo más profundo de su desierto: Wadi Rum.

Vive la experiencia beduina en Sun City Camp, uno de los campamentos desérticos de lujo en Wadi Rum. Ofrece cómodas “cúpulas marcianas” futuristas según tu preferencia y presupuesto. 

En estas cúpulas, podrás ver el cielo estrellado más espeso desde la comodidad de tu cama. 

En Sun City Camp podrás comer los mejores platillos de la comida beduina elevados a lo más gourmet, o disfrutar de un menú internacional.

Como si estuvieras en el espacio exterior

Las burbujas de lujo Sky Pods, ubicadas en la parte más austral del planeta, fueron creadas por la empresa de viajes White Desert y se inaugurarán en noviembre de 2022. El campamento – Echo – contará con seis habitaciones en cápsulas de última generación, con calefacción y ventanas del piso al techo, para que los visitantes puedan sumergirse en el espectacular paisaje exterior.

El precio de la experiencia comienza en $780,000 dólares para un grupo de 12 personas o $65,000 dólares por persona para invitados individuales. El precio incluye un recorrido de cinco días, vuelos de regreso y traslados desde Ciudad del Cabo, Sudáfrica, a la Antártida, todo el alojamiento, alimentos y bebidas, y actividades alrededor del campamento. Lee más aquí.

Chinampas en el Lago Titicaca

Una experiencia ancestral y lujosa en todos sentidos. En el Lago Titicaca, en Perú, existen alrededor de 80 pequeños islotes, estilo las chinampas de México, dando hogar a uno de los pueblos indígenas preincaicos. Se trata de las islas flotantes de los Uros, un conjunto de superficies construidas con materiales naturales situado en el lado peruano de la laguna.

Sobre estos islotes amarillos, que se encuentran anclados al fondo del lago y que están fabricados de totora, una planta acuática que crece en el Titicaca, se encuentra Titicaca Lodge Peru, el hospedaje más increíble de la zona.

“No nos detenemos ante nada para ofrecer la vida al aire libre en la forma en que debe experimentarse, compartirse y recordarse, ya sea descubriendo destinos impresionantes, creando aventuras de viaje personalizadas, gastronomía con identidad local, espacios agradables diseñados para relajarse con personas privilegiadas”, se describen a sí mismos en su página web.

Casa del árbol en Bali

Bali, en Indonesia, es uno de los destinos más paradisíacos del mundo. Entre sus preciosas playas y sus campos de cultivo de arroz, el país cuenta con gran cantidad de hospedajes llamados Treehouses (casas del árbol) que se encuentran entre su paisaje tropical, ofreciendo espectaculares vistas y toda la tranquilidad del mundo.

Laputa Villa es una de esas casas del árbol, construida de bambú y con la sensación de estar en el cielo, entre las nubes.

“Laputa” significa “castillo en el cielo”, y es verdad que es un hospedaje aislado del resto del lugar. Es la cabaña de bambú más alta de Bali, ubicada en la cima de una montaña en Sidemen. Tiene un concepto abierto que da a una vista panorámica del magnífico paisaje en el flanco sur del monte Agung.

Duerme en un viñedo en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es un país productor de vino, por lo que a lo largo de su territorio hay muchas opciones de vino y viñedos para degustar. Como la opción más inteligente a los grandes campos de cultivo de uva, varios de esos viñedos añadieron hospedaje para que los visitantes no se preocupen por manejar después de beber vino.

Kinross Cottages, en Queenstown, son una excelente opción para vivir la experiencia de dormir entre un viñedo. 

Son unas cabañitas hermosas, con cama ultra cómoda, ubicadas a 20 minutos del centro de Queenstown. El desayuno buffet es muy sabroso y muy buena atención. 

Lo mejor son las vistas de día o de noche, desde la hot tub al aire libre con agua hirviendo que está entre las uvas.

En medio del desierto de Arizona

Como su nombre indica, este lugar tiene que ver con la vista. Se trata del primer hotel que se construyó en los terrenos del Parque Tribal Navajo. The View Hotel es propiedad del pueblo navajo y fue diseñado para mezclarse con su entorno sagrado. El amanecer sobre las formaciones rocosas de arenisca de Monument Valley, conocidas como Mittens, es extraordinario. 

Cada habitación tiene un balcón privado con vistas a la roca de color rojo óxido y albaricoque, mientras que las habitaciones StarView, en el último piso, también tienen vistas despejadas del cielo nocturno.

Con primera fila para las auroras boreales

La naturaleza ártica rodea a los huéspedes acurrucados en un vagón cálido y acogedor en las Aurora Wagons del Apukka Resort, en Rovaniemi, Finlandia. Las caravanas de alta especificación se pueden transportar a diferentes partes del hermoso paisaje helado, ofreciendo aún más aislamiento a los huéspedes. 

Ya sea que elijas detenerte en una colina nevada o en un lago congelado, el paisaje helado te dejará boquiabierta y tendrás una posición privilegiada para contemplar las auroras boreales: los vagones tienen techos de vidrio sobre las camas.

thoughts?