Los tónicos caseros se han convertido en los productos clave para tener una piel sana. Sin importar tu tipo de piel, estos harán que se vea firme, suave y fresca. Además, regularán el pH de una piel mixta y son la mejor loción facial para una piel madura. Su aplicación diaria hace que cualquier otro tratamiento facial como el suero con ácido hialurónico, el protector solar y las cremas hidratantes penetren profundamente y se noten mejor los resultados. Asimismo, podrás quitarte la preocupación de aquellos que testan en animales y cuidarás el medio ambiente, pues todos los que tenemos para ti son ingredientes de origen natural.

Te dejamos cuatro formas de hacer tónicos antiedad que te ayudarán a hidratar la piel, decirle adiós a los poros abiertos y que además puedes usar como reafirmante corporal.

Tónico de rosas

Este tónico hidratante tendrá grandes beneficios para tu piel, y si se trata de rosa damascena es mucho mejor, pues te ayudará a fomentar la producción de colágeno gracias a sus vitaminas C, E y B para tener una piel libre de impurezas, brindar firmeza y desinflamar el contorno de ojos. Es súper sencillo hacerlo, solo necesitas cinco cucharadas de pétalos de rosas picados y una taza de agua, dejar que hierva a fuego lento durante diez minutos y después colarlo. Déjalo enfriar y funcionará como un agua de rosa para rociarla por todo el rostro después de quitarte el maquillaje. Te la recomendamos para uso diario y dejarla actuar durante cinco minutos antes de realizar tu rutina de skincare.

Tónico de manzanilla

La manzanilla siempre ha sido utilizada en la cosmética natural como uno de los mejores remedios caseros gracias a sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y su poder antioxidante para retrasar el envejecimiento de la piel. Para preparar un tónico facial casero solo necesitas dos cucharadas de flores de manzanilla, y media taza de agua. Hierve las flores durante dos minutos y déjalas reposar la misma cantidad de tiempo, después cuélala y déjala enfriar. Usa este tónico como mascarilla facial en la mañana y en la noche sin enjuagar para notar mejoras en la piel.

Tónico de pepino

El pepino es un ingrediente de origen natural esencial para hacer un tónico revitalizante. Este será tu mejor aliado sobre todo si sufres de piel seca, pues te ayudará a limpiar tu rostro, humectarlo y evitar el envejecimiento prematuro. Prepara tu tónico purificante empezando por lavar y pelar un pepino después hervirlo sin llegar al punto de ebullición, cuélalo y déjalo reposar media hora. Después aplícalo y pásalo por tu piel como limpiador facial en movimientos circulares. Te recomendamos repetir diario este proceso y evitarlo si tienes piel sensible.

Tónico de vinagre de manzana

Si eres de piel grasa y quieres acabar con los puntos negros y reducir el sebo, este tónico facial natural es para ti. Además de poseer grandes nutrientes como potasio, calcio, hierro y flúor, contiene importantes vitaminas como la A y B que limpian la piel. Para elaborarlo necesitas una cucharada de vinagre de manzana y 125 ml de agua mineral. Diluye el vinagre en el agua y ponlo a enfriar en el refrigerador. Ya que esté frío, aplícalo con un algodón y déjalo actuar durante cinco minutos. Te recomendamos usarlo solo en las noches para evitar manchas por el contacto con el sol. Aplícalo dos o tres veces por semana, amarás los resultados.

 

*Imagen: L’Oréal París

 

thoughts?