No hay nada como un buen corte para quienes no soportan el calor. También, para aquellas a las que no les apetece en verano preocuparse demasiado por el pelo, pero no quieren renunciar al estilo.

Heartthrob Cut: el corte que te robará el corazón

«Es un bob muy corto, que adopta matices del pixie, y que conforma una silueta en forma de corazón. La raya en medio separa la melena en dos secciones que se pueden peinar para formar dos pequeños tupés o un acabado pegado a la piel, dando paso a unas capas más largas en las zonas laterales y más cortas en la inferior posterior. Un corte «noventero» que es cómodo y fácil de peinar sin demasiado esfuerzo. Este corte sienta bien a los rostros ovalados y triangulares, sobre todo». Explica M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera (Santa Cruz de Bezana, Cantabria).

Las diferentes personalidades del mullet: shullet y el breakdown mullet

«La evolución de los diferentes cortes, los separa de cualquier sensación de aburrimiento y repetición. Cuando el mullet se mezcla con el shag, nace el shullet. El resultado es un mullet suavizado en los contrastes, gracias a las capas y desfilados que hacen que la transición no sea tan brusca. Por otro lado, para las más atrevidas, este desnivel es mucho más marcado, con lados muy cortos y nucas muy largas. Es el breakdown mullet». Recomienda M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera (Santa Cruz de Bezana, Cantabria).

Minibob: cuando menos es mucho más

«Nada más favorecedor y refrescante que el corte del momento en su versión más minimalista. Los bob minis y rectos justo a la altura de la barbilla son ideales para cabellos lisos, pero se pueden llevar también con cabellos ondulados. En multitud de versiones: texturizados, retros, con efecto lifting o despeinados y secados al aire, son cortes perfectos para la llegada del calor y de fácil mantenimiento». Nos explica Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros desde Málaga.

 

thoughts?