Taylor Swift celebró otro gran espectáculo de su Eras Tour, esta vez en Argentina, pero al parecer las más de dos horas de música en vivo no fueron lo más memorable de la velada.

Al terminar el concierto, y mientras se despedía de los asistentes, Taylor corrió detrás del escenario hacia los brazos de su novio, Travis Kelce, y le dio un beso.

La cantante realizó un espectáculo en el Estadio River Plate de Buenos Aires, en Argentina, el sábado 11 de noviembre por la noche y luego les dio a los Swifties un poco de su vida personal con ese apasionado encuentro con su novio, el futbolista de los Kansas City Chiefs.

Además, durante el concierto, Swift cambió la letra de su canción Karma, cantando: “Karma es el chico de los Chiefs que viene directamente a casa conmigo”, causando euforia entre los asistentes.

Esta muestra de cariño ha ocurrido después de que fueran vistos cenando juntos en la capital argentina la noche del viernes, tras la llegada de Kelce al país sudamericano ese mismo día.

Durante su cita en un salón privado del restaurante Elena del Four Seasons Hotel Buenos Aires, la pareja fue acompañada por el padre de Taylor, Scott Kingsley Swift, quien estuvo junto a Travis en el concierto del sábado.