La joven actriz Millie Bobby Brown todavía no está acostumbrada a muchas de las cosas que implica ser tan famosa como lo es ella. Ser observada y recibir toda la atención por parte de sus fanáticos, es una de esas cosas. La actriz se encontraba de compras de manera casual, cuando una fan la grabó insistentemente sin su consentimiento.

La estrella de Stranger Things estaba de compras navideñas con su madre, cuando una fan se le acercó para preguntarle si podía grabarla. “Ella dijo: ‘¿Puedo tomarte un video?’. Yo dije, ‘Um, no’. Pero, ¿por qué querría alguien que le tomaran un video? ¿De mí? No es como para las dos”, contó más tarde Millie en sus Instagram Stories.

No necesito justificárselo a nadie. Si no quiero que me graben un video, no es necesario que lo haga“, agregó. Pero mientras la actriz se encontraba en caja, pagando, la fan la interceptó e insistió y comenzó a filmarla de todos modos. “Y yo dije: ‘Soy un ser humano. ¿Qué más puedo pedirte? Ella dijo: ‘Entonces, ¿no puedo grabar un video de un ser humano?’ Y yo dije: ‘No, no cuando dije que no’. Me molesta que la gente intente traspasar los límites. Ojalá la gente fuera más respetuosa”, contó la actriz con lágrimas y tristeza en los ojos.

Millie, que ya ha ganado suficiente fama por todo el mundo, admitió que “todavía está tratando de navegar todo esto y todavía es abrumador”. Y claro, si apenas tiene 16 años. “Estoy haciendo este video para decir que tienes que mostrar más respeto por los demás, sin importar quiénes son, qué hacen. Muestra respeto, ser humano por ser humano”, dijo la intérprete de Eleven a sus más de 40 millones de seguidores. 

Una vez que se le pasó el sentimiento por la experiencia vivida, Millie escribió en Instagram que ya estaba “totalmente bien”. Pero que en el momento se sintió incómoda y con faltas de respeto a su persona. 

¿El costo de la fama?

*IMAGEN: Getty Images

thoughts?