Los deportistas ganadores en las distintas disciplinas deportivas que se llevarán a cabo en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2021, se llevarán a casa una medalla histórica, especial y diferente a todo lo que se ha visto siempre en estas competencias.

Este 2021, las medallas no serán de metales preciosos como el oro, la plata o el bronce, sino de pedazos de dispositivos electrónicos reciclados y reutilizados para convertirse en insignias ganadoras.

“Proyecto Medalla Tokio 2020: hacia un futuro innovador para todos”, es el proyecto que Japón planteó y se propuso para los Juegos Olímpicos que se llevarían a cabo el año pasado, pero que por la pandemia quedaron pospuestos para el 2021.

Este proyecto que inició en 2019 como preparación a los juegos que se llevarían a cabo en 2020, tenía el objetivo de “recolectar pequeños dispositivos electrónicos, como teléfonos móviles usados en todo Japón para producir las medallas Olímpicas y Paralímpicas”.

“En los dos años transcurridos entre abril de 2017 y marzo de 2019, el 100 por cien de los metales necesarios para fabricar las aproximadamente 5,000 medallas de oro, plata y bronce se extrajeron de pequeños dispositivos electrónicos que fueron aportados por personas de todo el país”, se lee en el comunicado emitido en el sitio web oficial del proyecto, escrito por el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio.

De acuerdo con datos del gobierno de Japón, se recopilaron aproximadamente 6.21 millones de teléfonos móviles usados, “que equivalen a 32 kg de oto, 3,500 de plata y 2,200 de bronce”.

“Cada medalla que se otorgará a los atletas durante los Juegos de Tokio 2020 está hecha de metales reciclados. Tokio 2020 agradece la cooperación de todos en este proyecto. Esperamos que nuestro proyecto para reciclar productos electrónicos de consumo pequeños y nuestros esfuerzos para contribuir a una sociedad sostenible y respetuosa con el medio ambiente se convierta en uno de los legados de los Juegos de Tokio 2020”, añade el comunicado. 

Los resultados de este proyecto pionero son asombrosos. En el periodo de recolección de estos dispositivos, que inició el 1 de abril de 2017 y terminó el 31 de marzo de 2019, se recopilaron 78,985 toneladas de estos dispositivos electrónicos, solo en Japón. ¿Te imaginas lo que el mundo entero podría reunir en un periodo así?

“Tras la ‘Ley de Promoción del Reciclaje de Pequeños Residuos de Equipos Eléctricos y Electrónicos’ del gobierno japonés, los pequeños dispositivos electrónicos donados por personas en todo el país serán clasificados y desmantelados por contratistas acreditados. Las medallas se producirán después de que el oro, la plata y el bronce hayan sido extraídos por los contratistas”, aclara el comunicado.

Además de lo sustentable e innovador de estas medallas, marca un precedente para los futuros Juegos Olímpicos que la humanidad celebre. ¡Aplausos!

*IMAGEN: Tokio 2020

 

thoughts?