Louis Vuitton y el artista suizo Urs Fischer se han asociado por segunda vez en una multifacética colaboración que llenará de maximalismo el inicio de nuestro 2021. En esta colaboración el artista contemporáneo nacido en Suiza, reproduce su visión audaz en una amplia selección de piezas de cuero, prêt-à-porter, zapatos y accesorios.

La elaboración exuberante y texturizada de Urs Fischer del exclusivo Monogram de Louis Vuitton es el punto de partida de esta colección, donde encontramos las decorativas “L”, “V” y las flores de cuatro pétalos creadas por primera vez en 1896. Renombrado como “bocetos de memoria”, la interpretación dibujada a mano de Fischer es una extension de sus imágenes conmovedoras que distorsionan la escala. Por lo tanto, la ilusión óptica es la base para la interpretación de Fischer del patrón de gran herencia en la industria de la moda.

Los motivos cobran vida usando tuffetage, una técnica que utiliza un material similar al terciopelo para crear una textura extra y un relieve táctil. Lo increíble de esta colaboración es que la casa de moda deja de lado sus típicos y muy distintivos colores, café y beige, trayéndonos dos combinaciones fuertes y audaces en negro con rojo y blanco con negro. Combinaciones que podemos ver en siete versiones de edición especial, un Keepall, Cabas, Onthego, dos Neverfulls, Speedys, Pochettes Accesoires y un precioso neceser de paredes rígidas. Por si fuera poco, la creatividad de este gran artista va más allá y trae con esta colección alucinante una serie de extravagantes personajes, como un gato dormido dentro de la piel de un plátano, un aguacate sobre un huevo, un gato que sostiene una bombilla y un pájaro que lleva un durazno.

La increíble lista de personajes cobra vida en los escaparates surrealistas de la Maison, los cuales también son obra de la gran mente de Urs Fischer. Pero también podrás encontrarlos ocultos en los delicados pañuelos de seda, los cuales están en la colección completa.

*IMAGEN: Cortesía 

thoughts?