Al parecer los duques de Sussex no estaban seguros de nombrar a su hija como lo hicieron, estaban indecisos entre dos nombres similares: Lili o Lilibet. Sin embargo, al presentar a Lilibet Diana Mountbatten-Windsor, tanto Meghan Markle como el príncipe Harry aseguraron que la elección del nombre fue para honrar a dos de las mujeres más importantes de la familia real británica: a la reina y a la madre de Harry. Pero para elegir Lilibet, necesitaban autorización de la monarca. Te contamos los detalles de este enredo familiar tamaño real.

Resulta que se filtró la información de que, inicialmente, Meghan y Harry compraron el dominio de internet ‘lilidiana.com’ el 31 de mayo, cuatro días antes del nacimiento de la pequeña, por lo que podemos saber que una de las opciones de nombre era Lili; mientras que la adquisición del dominio ‘Lilibetdiana.com’ fue comprada el propio 4 de junio, día en que nació la bebé, con lo que inferimos que la decisión del nombre o no fue la primera opción o no tenían autorización.

“Como suele ser habitual en el caso de figuras públicas, su equipo compró una cantidad significativa de dominios de cualquier nombre posible para así protegerse contra su explotación una vez que fuera elegido y públicamente compartido”, dijo un portavoz de los duques a través de un comunicado, explicando que además de estos dos dominios, compraron varios más. De esta manera, evitaron que alguien más los comprara para luego revenderlos a un monto excesivo.

Además, como te decíamos, para poder elegir el nombre de ‘Lilibet’, la reina Elizabeth II tuvo que aprobarlo primero, pero el hecho de que existan varios dominios comprados por ellos entre mayo y junio, nos hace pensar que tal vez la monarca tardó en dar el permiso por lo que estaban explorando otras opciones, o que, incluso, no lo dio e hicieron lo que consideraron mejor para ellos… como ya lo han hecho antes en más de una ocasión.

“El duque habló con su familia antes del anuncio; de hecho, su abuela fue la primera persona a la que llamó [cuando nació su hija]. Durante la conversación, él compartió su deseo de llamar a su hija Lilibet en su honor. Si ella no se hubiera mostrado alentadora al respecto, ellos nunca hubieran usado ese nombre”, dijo el portavoz de los Sussex. Pero Buckingham negó tal consulta.

“El 4 de junio fuimos bendecidos con la llegada de nuestra hija, Lili. Ella es más de lo que podríamos haber imaginado, y seguimos agradecidos por el amor y las oraciones que hemos sentido en todo el mundo. Gracias por su continua amabilidad y apoyo durante este momento tan especial para nuestra familia”, publicaron Meghan y Harry el día del nacimiento de la pequeña en el sitio web de Archewell.

Lilibet tiene un significado especial, pues se trata del apodo de la reina cuando era niña. Nació cuando la entonces princesa Elizabeth era una niña pequeña y no podía pronunciar su nombre correctamente.

Entonces su abuelo, el rey Jorge V, la llamaba cariñosamente Lilibet, imitando sus propios intentos de pronunciar su nombre, y fue así como toda su familia comenzó a llamarla.

¿Algún día sabremos qué está pasando de verdad?

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?