Los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres se refieren al derecho humano que tiene la mujer de tener control respecto de su sexualidad, incluida su salud sexual y reproductiva y a decidir libre y responsablemente respecto de esas cuestiones, sin tener que enfrentarse a presiones, discriminación y violencia. 

Sin embargo, en muchos países del mundo las mujeres no ejercen libremente estos derechos. Los países de la región de Latinoamérica son algunos de ellos, pues están en el centro de la lucha por la igualdad de género de mujeres y niñas. 

De acuerdo con el movimiento Mujeres Vivas, Mujeres Libres’, México se encuentra entre los países más restrictivos de la región pues son pocas las mujeres y niñas que pueden acceder realmente a abortos legales y seguros, dependiendo del estado de la República en que se encuentren. 

Comparando a México con otros países de América Latina, Uruguay, Cuba, Argentina, Guyana, Guyana Francesa y Puerto Rico están en mejor situación, pues son los únicos países en los cuales el aborto es legal y se puede acceder a él en cualquier situación.

Por su parte, El Salvador, Honduras, Nicaragua, República Dominicana y Haití no prevén excepciones ni circunstancias atenuantes, y consideran la interrupción del embarazo un delito en todos los casos, sin considerar las situaciones extremas que ponen en peligro la vida y la salud de las niñas y mujeres.

Colombia, Bolivia y Chile, toman en cuenta algunas excepciones que son válidas cuando es necesario salvar la vida de una mujer embarazada o en un pequeño conjunto de circunstancias muy definidas; sin embargo, el acceso al aborto no es para todas.

Ahora, hablando específicamente del caso mexicano, cada uno de los estados del país tiene su propia legislación, con excepción de los casos de violencia sexual. Solo en Ciudad de México, Hidalgo, Veracruz y Oaxaca el aborto es legal en todas las circunstancias durante las 12 primeras semanas de gestación. 

En el resto del país, las sentencias de cárcel para mujeres acusadas de interrumpir su embarazo pueden alcanzar hasta 6 años.

“Para alcanzar una verdadera igualdad de género, es necesario garantizar que las mujeres en México puedan acceder, sin dificultades ni desafíos, a los servicios de aborto y sin que sus derechos dependan del lugar donde viven” asegura Maria Antonieta Alcalde, Directora de la organización sin fines de lucro Ipas.

Para el resto de los casos, ‘Mujeres Vivas, Mujeres Libres’ – movimiento que une la marea morada y la marea verde por el derecho al aborto y una vida libre de violencia – resalta que dependiendo la ubicación geográfica de las mujeres, las mexicanas pueden abortar, si: hay peligro de muerte, cuando hay una emergencia obstétrica, cuando el bebé viene con malformaciones incompatibles con la vida, por motivos económicos, ante un daño grave en la salud de la mujer, cuando hay inseminación artificial en contra de la voluntad de la mujer. 

“Las leyes restrictivas sobre el aborto ponen en riesgo la salud y la vida de mujeres y niñas en México y cuando una parte significativa de su población se encuentra en situaciones que la amenazan y vuelven vulnerable, es inviable que la sociedad se desarrolle plenamente”, añade Alcalde.

*IMAGEN: Unsplash y cortesía @mujeresvivasylibres

thoughts?