Este año ha sido el más exitoso para Virgil Ablohsu debut como director artístico de Louis Vuitton menswear, una colaboración con Rimowa y, finalmente, diseñador de cabecera de Serena Williams para el US Open. Al mismo tiempo, la súper tenista hizo su monumental regreso a las canchas de tenis con, primero en Roland-Garros y luego en el abierto de los Estados Unidos. Sin embargo, ambas iniciaron una polémica, aunque en su momento con distintos motivos, terminaron siendo el mismo tema de conversación.

Abloh es experto en abordar situaciones socialmente inconvenientes con su arte 360º, es decir que manifiesta su afecto para acabar con las irregularidades colectivas. Llámese timing, lo cierto es que su propuesta primavera-verano 2019 para Off-White fue una declaración definitiva y contundente a las federaciones internacionales del deporte. Vistió a las deportistas más exitosas (English GardnerCaterine IbargüenDiana Asher-SmithCecilia Yeung, entre otras) en prendas potentes y dinámicas —catsuitstrackpants, joggers, todos los esenciales para una atleta exitosa estaban ahí—.

Como una continuación a su romántica colaboración con Serena Williams, el DJ alargó el tutu para terminar con un vestido digno de una aparición en la alfombra roja. También los sets deportivos, en sports bra y trackpants, fueron fusionados con una delicada falda de encaje. La sublime demostración de que las reglas pueden romperse sin cuestionamiento alguno.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

those shoes and everything in this image took a lifetime to make.

Una publicación compartida de @ virgilabloh el

Quitando barreras, siendo altamente inclusivo, Virgil demostró ser un rebelde con causa. Cada prenda delimitaba el streetwear con pequeños destellos sartoriales. De ahí que una camiseta deportiva neón sea el complemento a un power suit, o quizá tu traje de baño de natación coordine a la perfección con tu vestido de encaje. Finalmente, el denim y el velour para ir del entrenamiento a un evento o simplemente para impactar a la salida.

La osmosis química que calificó alguna vez como imposible, es ahora la estética ganadora de París. En esta ocasión, la medalla de oro es para Virgil Abloh y las súper deportistas que tomaron la pasarela.

Fotos: Mondadori Photo

thoughts?