Muchas veces no tenemos brochas de maquillaje porque creemos que no sabemos usarlas tan bien como deberíamos, pero una vez que nos lanzamos a usarlas para poner a tono nuestra piel, ya es imposible resistirse a sus encantos y no podemos vivir sin ellas. Pero no siempre sabemos cómo mantenerlas perfectas y darles una mayor vida en nuestro tocador, pero eso se ha acabado porque desde L’Oréal Paris nos ha contado los secretos para que mantengamos en perfecto estado nuestro set de brochas.

Ahora que estás más tiempo en casa, es momento de darte un espacio y dedicárselo a estas herramientas imprescindibles de belleza.  Esta rutina de 3 pasos es la que que debes seguir para que te duren mucho más tiempo. ¡Toma nota!

Paso 1: Limpia

Coloca una pequeña cantidad de champú en la palma de tu mano y frota tu brocha contra ella con suaves movimientos circulares.

Paso 2: Aclara

Aclara el pincel con agua tibia y repite la misma operación hasta que salga totalmente limpia.

*El truco: Nunca coloques la brocha en vertical con las cerdas hacia arriba al lavarla. La humedad puede llegar hasta el pegamento que las une al mango y se puede estropear.

Te contamos el paso a paso de cómo limpiar tus brochas de maquillaje

Paso 3: Seca

Elimina el exceso de humedad con una toalla. A continuación, coloca el mango en una superficie plana. Intenta que la zona de las cerdas no se quede apoyada sobre ella para que no se deforme. Para evitar este problema, puedes secar tus herramientas en el canto de una mesa.

Deja que las brochas se sequen de manera natural y nunca utilices una fuente de calor sobre ellas. Se deteriorarán antes y perderán las cerdas.

La primera vez es la que más te va a costar, pero comprobarás que cuanto más cuidadas tengas tus brochas, mejor se va a extender el maquillaje y además, evitarás rojeces o granitos. Así suma este paso a paso a tu rutina semanal de belleza.

*Imágenes: Cortesía L’Oréal Paris. 

thoughts?