A ver, Taylor, que no es que tengamos que meternos en tu vida, pero igual te estás tomando esto demasiado en serio: NO hace falta que estés perfecta hasta cuando duermes. Disfruta de las bondades de una camiseta XXL de publicidad cutre y de un moño con el pelo sucio en lo alto de la coronilla, por favor, porque toda mujer necesita eso. Te lo recomendamos fuerte desde aquí.

Taylor Swift
Resulta que Swift no puede ser mortal ni cuando se mete en la cama. Después de todo el día con el objetivo de los paparazzi detrás, llega la hora de dormir y ¿con qué sueña? Con que uno de los fotógrafos que la atosigan le persigue hasta su habitación y se pone a hacerle fotos mientras duerme. Y ella, que es muy políticamente correcta, pues claro, sonríe a cámara. ¡Qué va a hacer!

© Cordon Press
© Cordon Press

Vaya, que mientras su mundo parece perfecto, ella sufre una ansiedad de caballo. Así lo ha confesado recientemente en una entrevista radiofónica en Capital FM: “Cada vez que me hacen fotos por la calle, esa misma noche sueño que los fotógrafos están en mi habitación haciéndome fotos mientras duermo. Así que me pongo a sonreír pensando que de verdad podrían estár ahí. No es que sonría de felicidad, vaya”, comentó la cantante.

Y claro, al locutor se lo puso en bandeja y no pudo evitar preguntar por lo gracioso que tendría que ser para quien compartiera cama con ella… Pero nada, que no, que naranjitas de la China, que aquí los únicos que la ven dormir son, ehm, sus gatos: “¡Es horrible para mis gatos, Dave! Nunca hay nadie conmigo en el dormitorio… ¡No te creas todo lo que lees!”, bromeó Swift.

Ay, Taytay, haznos un favor al resto de mujeres perfectamente imperfectas del mundo y ¡por Dios! procura hacerte mortal un ratito al día, aunque sea solo por la noche. ¡Y fuera ansiedades!

[galeria]

thoughts?