Quién le iba a decir a un ya octogenario Amancio Ortega que al subir el ascensor de sus oficinas en Arteixo se iba a encontrar con una celebración por todo lo alto… Y no hablamos de dos globitos, algo de confeti y una tarta de tres pisos. No. Hablamos de una fiesta en la que participaron todos los trabajadores de Inditex a lo largo y ancho del globo, coordinados por la hija del empresario, Marta Ortega.

Amancio y Marta Ortega viendo el vídeo de cumpleaños que le habían preparado al empresario.
Amancio y Marta Ortega viendo el vídeo de cumpleaños que le habían preparado al empresario.

Sin saberlo, Amancio participó en un flashmob que comenzó al bajarse del coche en el parking de su empresa y en el que, tras recorrer los pasillos saludando a sus empleados, emocionado, se encontró con un patio exterior repleto de gente que lanzaba globos plateados al cielo mientras un cantante hacía sonar en directo Celebrate. Como colofón, la proyección de un vídeo en el que participan las tiendas más importantes de su imperio en el mundo: desde la primera, en la Calle Juan Flórez, hasta la última gran flasgship abierta hace unos meses en el Soho neoyorquino.

Nadie quiso dejar pasar la oportunidad de bailar en el cumpleaños del gallego más querido del planeta. ¡Felicidades, Amancio, querido!

 

thoughts?