A todas nos ha pasado que en el intento de lograr un cutis perfecto cometemos graves errores que causan efectos secundarios. Si están apareciendo manchas en tu piel o líneas de expresión prematuras, es probable que algo estés haciendo mal. Cuando se trata del rostro siempre hay ser muy cuidadosas con el tipo de productos o remedios naturales que usamos de acuerdo a nuestro tipo de piel. Incluso debes tener en cuenta los pasos que sigues en tu rutina de belleza pues quizás eso te esté dañando. Para que dejes de afectar tu cutis sin que te des cuenta, aquí te dejamos cinco errores que no puedes volver a cometer.

No desmaquillarte

Sabemos que al llegar la noche estás cansada y lo único que quieres es irte a dormir. Pero, ¿te has preguntado alguna vez qué daños puede causarte irte a la cama sin quitarte el maquillaje? No hacerlo incluye una lista enorme de factores negativos en la piel, pues todo el día está expuesta a la contaminación, al polvo, y en general a las bacterias del ambiente que causan puntos negros, manchas y granitos. ¡Ahora imagínate que llevas todo eso a tu almohada! Además, el maquillaje tiene muchos ingredientes irritantes y que si no los retiras seguro te dañan la piel, causando manchas, granitos alrededor de los ojos y líneas de expresión.

Es importante que te pongas como meta tener una rutina de belleza diaria, y no hablamos de algo súper complicado y tardado, solo tienes que desmaquillarte con un limpiador a base de aceite, seguido de un limpiador a base de agua (no lo elijas sin antes identificar tu tipo de piel).

No usar protector solar

Si crees que el protector solar se usa solo cuando vas a la playa, estás muy equivocada. Debes usarlo diario, ¡aunque estés en casa! Si quieres prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y la aparición de manchas, tienes que usarlo todo el tiempo, o de nada servirá tu rutina de belleza y el uso de sueros y cremas.

Los rayos ultravioleta generan grandes daños en tu piel, así como la luz de los celulares y computadoras. Aunque no lo creas, esta luz directa deshidrata, causa manchas y líneas de expresión. Incluso, podrías desarrollar cáncer de piel. Te recomendamos usarlos y reaplicarlo cada tres horas, tu piel lo agradecerá.

No lavar tus brochas

Después de usar tus brochas tienes que lavarlas sí o sí. Estas son tus herramientas de belleza y por el uso tienden a acumular bacterias, células muertas, polvo y suciedad, provocando puntos negros, infecciones en los ojos y brotes de acné que seguramente odias. Si las lavas evitarás irritación en la piel y granitos. ,

No hacer tu rutina de skincare en orden

Si tienes dudas de cómo hacer tu rutina de belleza, aquí te lo decimos: primero debes saber es que los productos se aplican del más ligero al más denso, de lo contrario, si lo aplicas al revés el producto denso bloquearía al más ligero. Esta regla es con la intención de que las moléculas puedan penetrar la dermis, entonces la idea es que apliques el suero después del limpiador como el agua de rosas y el tónico para hasta el último ponerte la crema hidratante.

Elegir un tratamiento de belleza que no va de acuerdo a tu tipo de piel

Las necesidades de tu piel van cambiando conforme pasa el tiempo y hay veces que simplemente tomamos una recomendación sin saber que le puede causar daños a la piel. Hoy en día hay cientos de ingredientes en el mercado y muchas veces cometemos el error de usar sueros y cremas que no van con nuestra edad, aplicando ingredientes que son para pieles mayores a las nuestras. Esto solo le quitará luminosidad a tu piel, trata de elegir los elementos necesarios de acuerdo a tu tipo de piel.

thoughts?