Este mes de agosto Sara Carbonero nos ha dejado varios momentos maravillosos y grandes reflexiones, que nos han hecho vivir de su mano los momentos complicados que está viviendo y que parece ya comienzan a pasar página. El sol vuelve a salir para ella, aunque se termine el verano.

Hace unos días le daba la bienvenida a septiembre con una imagen donde la periodista miraba al horizonte, desde una ventana del mismo color impresionante de sus ojos, y que nos hacía sentir que volver al trabajo costaba mucho menos.

Después nos compartió una imagen súper emotiva de su abuela, leyendo juntas uno de los que parecen ser los libros favoritos del verano para Sara, «El Monje que vendió su Ferrari», y acompañaba la imagen con estas palabras:  «Nunca es tarde para “El Monje que vendió su Ferrari” .
#abuelalectora #mujeresqueinspiran#verano2019 #slowlife»

El #slowlife forma parte de la filosofía que ha adoptado para vivir, a su ritmo, suave, disfrutando las cosas de la vida por pequeñas que sean. Esa manera de ver el mundo seguro que ha llevado a Sara a despedir el verano con una súper imagen, que no solo inspira, también nos hace pensar que no es lo mismo volver a la rutina mirando al mar de Oporto, que al ordenador en la oficina, claro.

View this post on Instagram

M y h a p p y p l a c e ✨ .

A post shared by Sara Carbonero (@saracarbonero) on

En ella ha elegido un vestido blanco largo, con aberturas en la falda de la marca española Wolflamb, que sin duda alarga el verano, y unas menorquinas también de la marca española POPA.

Sara Carbonero se despide del verano con un vestido blanco de marca españoa

Sara Carbonero se despide del verano con un vestido blanco de marca españoa

 

thoughts?