Ayer abría sus puertas el festival de música de la capital española, el Mad Cool con una Welcome Party en la que todo el mundo esperaba para corear un nombre: Rosalía.

Después de la polémica que generó su imagen en redes luciendo orgullosa un abrigo de piel en tres colores, la catalana se subió al escenario para comérselo y comerse a Madrid entero, demostrando por qué se ha convertido en una diva, pese a quien le pese, aunque no le guste ni su música ni su estilo. En él se pudieron escuchar sus grandes éxitos, ‘Con altura‘, »Milionària‘ o ‘Malamente‘, pero también temas de flamenco.

Para la ocasión, de nuevo -y para todos sus fans- no defraudó con un look que dejó a todos con la boca abierta. Quizá muchos esperaban que siguiera la polémica y se presentara con alguno de esos carísimos abrigos (1,500 euros) de la firma danesa, pero no, apostó por un outfit veraniego y con líneas muy deportivas.

Un ciclista verde con efecto glitter y una mini blusa repleta de volantes, que aportaban mucho más movimiento al que ya había en el escenario con una puesta en escena que no dejó a nadie sin bailar. Para completarlo, medias de rejillas, su ya famoso nail art, pero mucho mucho mucho más extremo y también sus ya característicos ugly shoes con súper plataforma.

«Madrid, os quiero mucho«, y las más de 40.000 personas enloquecieron, como siempre que Rosalía hace algo.

*Imágenes: Getty Images

thoughts?