Hemos dejado que la ansiedad se apodere de nosotros y se convierta en parte de nuestra rutina. Sin darnos cuenta, el cuerpo nos manda señales cuando un cambio es necesario, y sí, es imposible dejar de preocuparnos por el trabajo y estresarnos cuando las cosas no fluyen o se desenvuelven como esperábamos, sin embargo, tener una buena actitud y querer estar bien son las bases para empezar un estilo de vida mejor y dejar ir toda esa tensión que solo daña nuestra salud mental y física.

Los trastornos de ansiedad son un efecto natural del cuerpo, pues claro, de alguna manera el cuerpo tiene que expulsar las emociones guardas. Si constantemente sufres de ataques de pánico, es importante conocer de fondo tus preocupaciones y trabajar en ti misma para que desaparezcan, además de aprender a canalizar toda esa preocupación que termina con toda tu energía.

Enlistamos cinco remedios naturales para combatir el estrés y sentirte mejor en esos días que todo parece una pesadilla:

Yoga

Aunque parezca un cliché, incluir el yoga y meditaciones a tu rutina diaria te ayudarán a concentrarte y encontrar la causa de la ansiedad para resolverla. Hacer ejercicio físico, moverte y estirarte quitará la tensión muscular guardada en diferentes partes del cuerpo y las posiciones acompañadas de respiraciones conectarán la mente con tu cuerpo. Además, mejorarás tu equilibrio y el resultado será paz mental, aprenderás a canalizar la mala energía y utilizarla a tu favor. Recuerda que lo único que necesitas es lograr un estilo de vida saludable.

Utiliza las manos para crear

Aunque no lo creas, las manos son nuestra mejor herramienta y a través de ellas toda la energía sale del cuerpo. Está comprobado que tejer y dibujar te ayudarán a concentrarte, tomar decisiones y encontrar caminos frente al estrés. Cualquier actividad que las mantenga activas ayudará a desconectarte de los problemas, a que tu energía fluya y a que logres encontrar el balance perfecto con tu mente en una situación estresante.

Conectarte con la naturaleza

Hay veces que nuestro cuerpo y mente piden inconscientemente un cambio de ambiente, realizar actividades al aire libre, respirar aire fresco, nadar, caminar descalza en el pasto e incluso darte una escapada el fin de semana a un lugar alejado del ruido y las complicaciones de la ciudad. Date la oportunidad de descansar y pensar en ti misma para mantenerte tranquila y con la mente en paz.

Infusiones

Un té de valeriana es el mejor de los remedios caseros y una de las mejores plantas medicinales, te ayudará a relajarte y dormir tranquila, un té verde traerá beneficios como regular el ritmo cardiaco agitado por un ataque de ansiedad o de pánico, y además, uno de tila será muy eficaz para calmar los nervios y tensión arterial. También te recomendamos mezclar miel y manzanilla en una taza de agua tibia para reducir los niveles de tensión y dolores de cabeza.

Vino tinto 

Añadir vino tinto a tu rutina y toma una copa con la cena como la clave para una vida sana, ya que además de relajarte, te ayudará a descansar en paz y olvidarte un rato de esos momentos de estrés. Como dato curioso, el vino es un antioxidante extraordinario y cubre beneficios como bajar el colesterol. Así que ya sabes, una copa de vino lo hace daño a nadie, las ventajas serán reducir el estrés y calmar la ansiedad.

Aceites Esenciales

Finalmente, un aceite esencial que te será muy eficaz es el de lavanda, y si lo combinas con menta y limón, tendrás un mejor resultado. Puedes conseguirlos en cualquier tienda naturista o con distribuidores calificados de firmas destacadas. Realizar una respiración profunda y aplicarlos constantemente te ayudará más de lo que imaginas. En la Ciudad de México puedes encontrar terapias naturales, en las que una combinación de aceites y escuchar música son técnicas de relajación y te sacarán de una crisis nerviosa y te ayudarán a combatir la ansiedad.

*Imagen: Unsplash

 

 

thoughts?