Está a punto de comenzar la temporada de bodas y, una vez más, te enfrentas a los mismos dilemas: desde si puedes optar por la comodidad del zapato plano, hasta cómo debes colocar los cubiertos cuando estás en la mesa. ¡Tranquila! Hemos preparado una guía de protocolo con las normas imprescindibles que debes seguir antes y durante el evento, y las que podrás saltarte sin dejar por ello de ser la invitada perfecta, porque los enlaces de 2017 permiten mucha flexibilidad en cuestión de protocolo… ¡pero no toda! Toma nota porque este año no te pilla en un desliz ni la mismísima Jennifer Lopez.

Jennifer Lopez en ‘Planes de boda’: ¡qué gran película!
  • En la mesa deberás sentarte alternando chico y chica: FALSO

¡Siéntate con quien te dé la gana! A no ser que los novios hayan colocado una tarjeta con tu nombre en uno de los asientos. Pero eso de tener que separarte de la amiga que no ves desde hace meses, olvídalo, las bodas están para divertirse y no para comenzar una cita a ciegas.

La boda de Hanne Gaby Odiele (vestida de Alexander Wang para Balenciaga) rompió prácticamente todas las normas de protocolo… y fue una de las más bonitas de todos los tiempos. © Instagram @kasiastruss
  • Puedo negarme a sentarme en la mesa de solteros: VERDADERO

No se trata de complicarle la vida a la novia, que bastante tendrá ya encima con los preparativos de las mesas , pero tienes todo el derecho a decirle con confianza (y mucha antelación) que prefieres sentarte con tus amigas y sus novios.

Eleonora Carisi se casaba el año pasado enfundada en un espectacular vestido de Elie Saab y mediante una ceremonia mucho más tradicional. © Instagram @eleonoracarisi @paolosoffiatti
  • Los regalos, al terminar la comida: FALSO

Si has decidido regalar algo más personal que la ‘falsa’ lista de boda, queda un día con los novios y entrégaselo. El día del evento, no tendrán tiempo ni ganas de abrir regalos, y mucho menos de tener que llevárselos por la noche o recogerlos al día siguiente.

En Londres y ubierta de tul (cosa de Molly Goddard): así dama el ‘sí quiero’ la modelo Agyness Deyn el pasado otoño. © Instagram @agy_deyn
  • Estoy obligada a contestar a la invitación: VERDADERO

Verdadero. Y cuanto antes, mejor. Los novios tienen que gestionar una media de 200 confirmaciones, así que facilítales la vida. Contesta desde ya si irás o no con acompañante, si utilizarás el servicio de autobús… y si no estás segura aún, adáptate. No puedes dejarlo para última hora, por mucha confianza que tengas con ellos.

Ana Beatriz Barros elegía casarse en Mykonos (no está mal), una fiesta que duró varios días. © Instagram @anabeatrizbarrosofficial @patibarros
  • Puedo salir de la iglesia o el juzgado cuando acabe la ceremonia: FALSO

Los novios deben salir siempre antes que los invitados. No pueden hacer su primer paseillo de casados del brazo en una sala o iglesia desierta. Es un poco triste, así que aguántete un ratito más para encenderte el cigarrito.

Que tampoco hace falta montarles esto a los novios, pero para que te hagas una idea…
  • Debo esperar a que entren los novios en el banquete: VERDADERO

Deja ya los canapés y pasa al salón cuando te indiquen, para que cuando hagan su entrada los novios estéis todos ya preparados para el banquete.

¿Damas de honor que pasan del protocolo? Nº1: Rihanna. © Instagram @rihanna
  • Los niños siempre están invitados: FALSO

Debes preguntar antes si puedes llevar a tu bebé. Hay bodas en las que los novios cuentan con ello e incluso contratan animación, pero otros que prefieren que no haya invitados infantiles. ¡Y hay que respetarlo!

Giovanna Battaglia desplegó sus tres vestidos de novia (y otros tantos de fiesta) en varios días de celebraciones en Capri. © Instagram @bat_gio
  • Siempre hay un menú alternativo: FALSO

Los vegetarianos y alérgicos deben avisar desde el principio, con antelación. La teoría de que hay unos platos de verduras o pescado (como alternativa a la carne) para pedir sobre la marcha es falsa.

Siguiendo las normas al pie de la letra: Taylor Swift, la perfecta dama de honor. © Instagram @britmaack
  • No me puedo mover entre plato y plato: VERDADERO

A no ser que quieras ir al baño (que tampoco es cuestión de pasarlo mal), durante las esperas debes hablar con tus compañeros de mesa y no levantarte para socializar por toda la sala. Eso déjalo para después de los postres.

En la playa, en Brasil y casi-casi en bañador se casaba Isabeli Fontana. © Instagram @isabelifontana
  • La servilleta, mejor doblada: FALSO

Cuando termines de utilizarla (para limpiarte y no para gritar “vivan los novios”), debes dejarla en la mesa según esté y a la derecha de tu plato. Que quede arrugada y no doblada significa que la has usado, no que no seas educada.

Una publicación compartida de Grazia España (@grazia_es) el

Y ¡por cierto! tu plato de pan siempre es el de la izquierda. ¡Deja de robar al invitado de al lado!

¡¿Y te enteras ahora?!

Y, además… dudas de protocolo para el estilismo de invitadas:

[galeria]

Quizá también te interese:

thoughts?