En el 2015 el triunfo o fracaso de una gala de premios no se mide en selfies (eso es taaaan 2014) si no en momentos GIFeables y en el porcentaje resultante de calcular el número de memes generados por minuto de duración de la ceremonia. Esto es así y punto. Y en este sentido los Grammy dieron para mucho.

Cómo no iban a hacerlo, encerrando en un mismo auditorio a Rihanna, Taylor Swift, Madonna, Paul McCartney y Kanye West, solo por mencionar a algunos de los que anoche se congregaron en el Staples Center de Los Ángeles.

  1. La alfombra roja.

Como toda entrega que se precie, todo empezó con la alfombra roja y los paseíllos de artistas y celebridades varias. Y como toda ceremonia musical a la altura, los estilismos estridentes fueron protagonistas. Que quede claro que aquí hemos venido a llamar la atención y acaparar portadas, hombre ya.

[galeria]

  1. El pastel de Rihanna.

Dentro de la primera categoría, de esa alfombra roja musical llena de mejores y peores vestidas, la gran ganadora de la noche fue Rihanna. Simple y llanamente porque, como decíamos al empezar, fue la que se alzó con el mayor número de memes gracias a su pasteloso vestido de Giambattista Valli. Y eso es triunfar.

rihanna1

 

rihanna2
Poco tardaron los espectadores en darse cuenta de que el vestido era en realidad un homenaje a su primer gran éxito: Umbrella.
rihanna3
Las redes sociales volvieron a hacer de las suyas gracias al vestido pastel de Riri.
  1. Taylor Swift dándolo todo (otra vez).

Lo de la cantante de los labios-rojos-perfectos bailando en su butaca ya forma parte de las tradiciones de cualquier entrega de premios. De hecho, si fuésemos artistas ¿¡qué pasa!?, podríamos serlo perfectamente y Taylor no bailara en su asiento durante nuestra actuación, nos lo tomaríamos muy muy mal.

Pero ella estuvo a la altura una vez:

Taylor Swift en los Grammy

Y otra…

Taylor Swift en los Grammy

Y otra más…

Taylor Swift en los Grammy

Y luego le tocó salir al escenario y porque ella lo vale se autocitó:

taylor shake
«Just shake it off», dijo haciendo alusión a su último gran éxito.

Es que Taylor es mucha Taylor. Y aunque pueda parecer fácil, lo de que te enfoque la cámara y tú lo des todo para convertirte inmediatamente en un Gif perfecto, en realidad no lo es tanto. No. Y si no que se lo pregunten a Paul McCartney, que se quedó solo dando palmas:

paul
Pobre Paul, ya nadie le sigue las palmas.
  1. ¿Las nuevas mejores amigas?

«Para, ¡me voy a desmayar! Oh dios, he estado tan nerviosa pensando que la vería… Significa mucho para mí», decía Taylor a su paso por la alfombra roja cuando le preguntaban sobre Madonna, que ha estado dorándole la píldora desde hace varias semanas a la artista del Shake it off: «La primera vez que dijo algo bueno de mí en los periódicos pensé: ‘no puede ser real’. ¡Y hoy voy a conocerla!».

Y la conoció. Y lo tuiteó (porque, ¿de qué sirve conocer a Madonna si no lo cuentas en Twitter).

«Madonna es ahora una persona que conozco», píaba Taylor Swift después de un encontronazo con la reina del pop en el backstage en el que ambas se declararon amor eterno. Taylor, conociéndote como te conocemos (que ya son varios años)… ¡Confiesa!: ¿Planeas convertir a Madonna en tu nueva BFF como haces con cualquier mujer con la que te arrimas al sonido de selfie?

La foto que compartió Madonna en su Instagram. © Instagram @Madonna
La foto que compartió Madonna en su Instagram. © Instagram @Madonna
  1. Madonna: toreando los 56 años.

Porque vistas cómo están las cosas, igual en este 2015 a Madonna le toca arrimarse al sol que más calienta. Y eso es Swift. Porque tras su actuación, vestida de torera sexy y toreando a bailarines, nos ha dejado un tanto preocupados.

madonna
Emmm… esto NO.

Minutos antes, en la alfombra roja, ya se ocupó de ganarse la foto levantando la faldita (tan corta que tampoco había que levantar mucho, dicho sea de paso) que cubría sus reales posaderas:

    1. Kanye liándola (otra vez).

Y es que aquí cada uno tiene sus secretos para acaparar titulares. Por ejemplo, el de Kanye es liarla. Ya en la gala del 2009 buscó su momento boicoteando el de Taylor (salió al escenario mientras ella recogía su premio para dejar claro que ese galardón se lo merecía más Beyoncé) y en esta edición hizo lo propio con Beck.

El artista recogía el galardón a Álbum del Año cuando el amado de Kim Kardashian subió al escenario. No le quitó el micrófono como hizo con Swift, pero se paseó a su lado con media sonrisa. Mientras, Beyoncé desde su asiento exclamaba un «otra vez no».

Y Kanye lo volvió a hacer.
Y Kanye lo volvió a hacer.

«Beck necesita respetar el arte, debería haberle dado su premio a Beyoncé. En este punto, ya estamos cansados. Lo que sucede es que, cuando desprecias el arte, y no respetas el oficio, y das desplantes a la gente que ha creado monumentos musicales, estás faltando al respeto a la inspiración. Como músicos, tenemos que inspirar a la gente que va a trabajar cada día, y ellos son los que escuchan el álbum de Beyoncé y los que sienten que les eleva a otro lugar», confesó filosóficamente a las cámaras de E! News al terminar la gala. 

Pero no nos enfademos con él, que en el fondo es un chistoso pobre Kim, a ella no le queda otra que reírle las gracias.

"Mira
«Estoy extremadamente contento. ¿No puedes verlo en mi cara?». JA. JA. ME-PARTO.
    1. Kim: ¿dónde está la cámara?

Mientras, su señora esposa ha vuelto a demostrar que lo suyo es posar: posar, posar desnuda, posar desnuda en la nieve… pero que en el directo se pierde. Ella sin selfies es como un pececillo fuera del agua. 

"Cariño, ¿por qué aplaudes?"
«Cariño, ¿por qué aplaudes?»
    1. El trío más bizarro.

Era una de las actuaciones más esperadas de la noche: la unión sobre el escenario de Rihanna, Kanye West y Paul McCartney (alias el nuevo-protegido-de-West). Pero dejó al público frío…

rihanna-kanye-west-paul-mccartney-fourfiveseconds

    1. De premios va la cosa.

Todo lo contrario a Sam Smith, que se fue calentito a casa. Él fue el gran triunfador (y la sorpresa) de la noche llevándose en el bolsillo los premios a Grabación del año, Canción del año, Mejor nuevo artista y Mejor álbum de pop vocal. También se marcharon con gramófono de oro bajo el brazo Pharell Williams, Lady Gaga y Tony Bennett, St. Vincent o Miranda Lambert.

El británico, recogiendo uno de sus galardones de panos de Taylor Swift. © Cordon Press.
Sam Smith recogiendo uno de sus galardones de manos de Taylor Swift. © Cordon Press.
    1. Y punto final para Beyoncé.

Y claro, Beyoncé.

Ella es la reina del cotarro y, además de poner el punto y final a la noche como solo ella sabe, se llevó tres galardones que agradecía así: «Me gustaría dar las gracias a Dios. Te quiero profundamente. A mi hija Blue, que está viendo esto, te quiero. Y me gustaría dar las gracias a los Beyhive [apodo con el que se conoce a sus fans] por ser tan apasionados».

beyonce

thoughts?