“¿Quieres casarte conmigo?”. Para muchos, estas tres palabras son las más importantes en la vida de un ser humano. Y se cuentan por miles las ocasiones en las que se ha respondido afirmativamente sin haberse hecho antes otras preguntas igual de trascendentales para el futuro de una relación sana y fuerte.

Las películas románticas han jugado una mala pasada a los que creyeron revivir esos apasionados flechazos otoñales a orillas del río Hudson, materializados en la sobremesa de Antena 3 en apenas hora y media (la carrera de Meg Ryan está sufriendo represalias oportunas por ello). La cruda realidad es que casi un cuarto de los norteamericanos se ha divorciado alguna vez, y The New York Times, en su afán por reducir la estadística, ha publicado una lista con los interrogantes a responder al comenzar una relación.

© Cordon Press
© Cordon Press

En Grazia nos sumamos a esta ola y, con la ayuda de la coach Amaia Agirre, hemos adaptado el cuestionario al lifestyle nacional para que podáis hacerlo en casa. Hoy tomamos el relevo de la Súper Pop en el fascinante mundo de los test y ya te avisamos de que sí, las preguntas son más reflexivas que clásicos como: ¿Estudias o trabajas?, ¿en tu casa o en la mía?, ¿por qué tarareas a Justin Bieber? y ¿esos pelos en el baño son tuyos? Son suyos, siempre son suyos.

Preguntas antes de la boda

 

1. ¿Será un problema que haga cosas sin ti?

“Esto se engloba en el concepto de ‘líneas rojas’, que tan de moda está ahora”,  señala la coach y socia fundadora de Coaching Factory, Amaia Agirre. Muchas parejas esperan mantener su propio tiempo y espacio, sin compartir aficiones o círculo de amistades. “Lo de la media naranja se quedó anticuado, somos personas plenas y solo necesitamos a alguien que nos enriquezca y complemente, no que nos limite”.

2. ¿Nos caen bien nuestros suegros?

La coach define la relación con los padres del otro como un campo de pruebas para el crecimiento personal. “Es una situación que te servirá para evaluar tu madurez, gestión emocional y tus inseguridades”. Los padres de tu pareja pueden convertirse en grandes apoyos, así que no te dejes intimidar por los prejuicios A menos que tu suegro sea Tony Soprano, entonces mejor trátalo ‘de usted’.

Preguntas antes de la boda

 

3. ¿Tendremos hijos? Y si los tenemos, ¿les cambiarás los pañales?

El concepto clásico de familia ha pasado a mejor vida (como los radio relojes o la cordura de Kanye) y tener opiniones diferentes al respecto puede conllevar la ruptura de una relación. Por tanto, es fundamental definir el deseo y compromiso de ser padres, así como el número y ritmo de descendientes. Justamente lo que no hicieron Brangelina.

4. ¿Cómo solucionan los problemas en tu familia? ¿Tirándose los trastos a la cabeza, calmados o eludiéndolos?

Nos guste o no, nuestro entorno familiar influye decisivamente en nuestro crecimiento personal. Comprobar la actitud de sus parientes ante un conflicto nos puede dar algunas pistas, aunque no decisivas, de cómo responderá tu pareja cuando se enfrente a uno.

Preguntas antes de la boda

 

5. ¿Cómo de importante es el sexo para ti?

Sabemos que para Charlie Sheen, mucho, pero también deberías tener claro cómo lo disfruta tu pareja. “Antes de dar el ‘sí, quiero’, es importante saber que al iniciar una relación la actividad sexual es mayor”, aclara Agirre. “Cuando baje la intensidad, lo importante será hablar de ello, reírse y procurar tiempos y espacios que favorezcan el apetito sexual”.

Preguntas antes de la boda

 

6. ¿Nuestra experiencia con los ex nos ayudará u obstaculizará?

Un estudio de la Universidad de Virginia afirma que el haber tenido muchas relaciones aumenta el riesgo de divorcio por la consabida comparación con los ex (nunca un monosílabo dio tantos escalofríos). Pues sí, tu pareja ha tenido una vida antes de verte aparecer por la puerta. Y si ha dejado todo eso atrás para estar contigo, es que tienes algo especial (y lo sabes). Así que fuera tonterías y p’alante.

7. ¿Dónde está el límite en flirtear con otros? ¿Te parece bien ver porno?

Pese a que nuestras filias (y fobias) puedan cambiar a lo largo de los años, es importante poner las cartas encima de la mesa antes de que alguien se ofenda. Si te da corte hablar sobre ello al comienzo de la relación, con el estómago aún repleto de mariposas (tranquila, se irán un día de estos y solo volverán de visita puntual), te damos una receta infalible: compartid el visionado de la serie The Affair. El tema saldrá solo.

Preguntas antes de la boda

 

8. ¿Cómo de importante es la religión para ti? ¿Cómo celebraremos las festividades religiosas?

No solo es importante para saber si tenéis que reservar esa capilla tan coqueta para la ceremonia, aquí la formación educativa de vuestros retoños también está en juego. “Es importante que la pareja tenga un proyecto vital compartido. En mis sesiones trabajamos el autoconocimiento, porque es desde ahí cuando podemos cultivar una relación satisfactoria”, explica Amaia Agirre.

9. ¿Mis deudas son las tuyas? ¿Estarías dispuesto a rescatarme financieramente?

Un tema tabú en muchas relaciones pese a que, como dicta la experiencia, debe ser abordado para ahorrarnos futuros disgustos. Si no, siempre podrás casarte con un Lannister, ya sabes que ellos siempre pagan sus deudas…

Preguntas antes de la boda

 

10. ¿Cuánto es lo máximo que estás dispuesto a gastar en un coche, un sofá o unos zapatos?

Ella siempre deseó hacerse con un Birkin. Él, con una arcade de recreativos. Ella quiere un deportivo de gran cilindrada. Él cree que si tiene ruedas y arranca es suficiente. Diferencias como esta aparecerán a diario en la convivencia, así que te interesa conocer con qué frecuencia podréis romper la hucha del cerdito. Para hacer frente a los ineludibles y cuantiosos gastos que se avecinan es necesaria la unión férrea de la pareja.

11. ¿Qué admiras de mí y qué es lo que menos aguantas?

Si todos chequeamos la predicción del tiempo antes de hacer una maleta de viaje, ¿por qué no imaginar los problemas que puedan surgir durante el romance? “La capacidad de aguante, como el deseo sexual, también disminuye. Es por eso que las debilidades de nuestra pareja deberían producirnos ternura, porque nadie es perfecto (ni nosotros mismos)”, comenta Agirre.

Preguntas antes de la boda

 

12. ¿Conoces todas las formas en las que digo ‘Te quiero’?

La coach Debbie Martinez desgranó al New York Times los cinco lenguajes del amor: afirmación, tiempo de calidad, recepción de regalos, actos de servicio y contacto físico. “En cada etapa, ‘te quiero’ se manifiesta de manera distinta”, apunta Agirre. Pero si lo haces a lo old school, sosteniendo una minicadena frente a la ventana de tu enamorada como John Cusack, se manifiesta mejor. A no ser que en esos altavoces suene Pitbull claro.

Preguntas antes de la boda

 

13. ¿Cómo nos ves dentro de 10 años?

Tener una respuesta en mente a esta pregunta puede servirnos como estímulo para superar los obstáculos del camino. Esos ‘Relationship Goals’ que tan de moda están en Internet, realmente pueden servirnos en nuestro día a día. Eso sí, establezcamos objetivos realistas. Porque, lo sentimos, pero no: nunca alcanzaréis a Carl y Ellie. Y no, realmente tampoco lo sentimos.

Ni lo intentéis. Karl y Ellie son insuperables.
Ni lo intentéis. Carl y Ellie son insuperables.

Y, además…

Elegido marido, te ayudamos con lo más importante: ¡el vestido de novia!

[galeria]

thoughts?