Tus pijamas quieren decirte algo: entre los pliegues de tu edredón nórdico se está la mar de bien, pero tienen ganas de fiesta; de salir a la calle y ver la luz. Hace ya unas temporadas que la tendencia está llamando a la puerta y cada vez son más las pequeñas firmas que nacen con la intención de acompañarnos desde la almohada y hasta la última copa de vino de la noche, así que, ¿por qué no sucumbir de una vez?

Pijamas clásicos.
Ni saltos de cama ni ositos estampados: los pijamas más atractivos se inspiran en los modelos más clásicos. © Yolke

Los pijamas que se prestan a salir de entre las sábanas siguen un patrón claro: cortes masculinos en seda o algodón, y aires clásicos que se renuevan en mil y una versiones (no, aquí no entran los jerséis de borreguito con cara de conejo y pantalón rosa a juego). En total look para una noche de fiesta y con un tacón subido de tono, o por separado, combinando sus camisas estampadas con jeans y botines Chelsea, o los pantalones con zapatos de punta planos y jerséis gorditos en una mañana de brunch.

© For Restless Sleepers
© For Restless Sleepers

Además, la tendencia pijama (con Grace Coddington en el MET como última gran embajadora) se funde a las mil maravillas con las muchas exigencias estilísticas que traen las fiestas navideñas (y eso siempre es de agradecer).

Tú eliges si envolverte en la manta con ellos o lanzarte a la pista de baile. Aquí 13 opciones a las que echar el ojo:

[galeria]

thoughts?