El momento más esperado, o uno de los más esperados del Festival de Cine de San Sebastián ya ha llegado: Penélope Cruz ha recogido el Premio Donostia por su trayectoria. 

Ayer llegaba a la ciudad y lo hacía sonriente, y se notaba la emoción en su mirada y su semblante. Hoy ha demostrado que efectivamente la emoción ha formado parte de estas horas en San Sebastián, cuando ha llegado al escenario de un auditorio lleno y en pie aplaudiendo. Pero la emoción ha sido mucho más grande, al igual que la sorpresa, cuando han anunciado que el cantante de U2, su gran amigo Bono, sería quien le entregara el premio.

Significa tanto para mí que estés aquí…

Penélope Cruz se ha convertido en la segunda actriz española, la primera fue Carmen Maura, en recibir este galardón, y se suma así a la larga lista de nombres del celuloide que ya cuentan con él, como Julia Roberts, Al Pacino, Antonio Banderas, Susan Sarandon o Donald Sutherland, que también ha recibido el suyo en esta edición número 67. Además, es la actriz más joven en recibirlo, solo tiene 45 años, y suma así un premio más a su carrera meteórica.

Una emocionada Penélope Cruz ha recibido el Premio Donostia de manos de su buen amigo Bono

El momento más emocionante, con lágrimas en los ojos ha sido cuando ha leído su discurso. En él ha dedicado el premio a su familia, a los a los directores Pedro Almodóvar, Fernando Trueba y Bigas Luna, y ha hecho una alusión directa a sus «dos preciosos hijos y mi marido, Javier, al compañero de viaje más maravilloso que se puede tener. Él también estaba en mis sueños y está aquí conmigo«. Mientras, Javier, entre las gradas le lanzaba un beso. Pero no solo eso, Penélope no se ha olvidado de ellas, las mujeres asesinadas en España por violencia machista, 44 hasta la fecha y a quien ha lanzado este mensaje: «Han sido asesinadas por violencia 44 mujeres, más de mill desde 2003 solo en nuestro país. ¿Cuántas serán en el mundo?«. También ha añadido.

Cuando una mujer encuentre la fuerza necesaria para contarlo, solo espero que la escuchen pero que no lo hagan cuando ya sea demasiado tarde.

Una emocionada Penélope Cruz ha recibido el Premio Donostia de manos de su buen amigo Bono

Para la ocasión Penélope ha vuelto a elegir el blanco, con toques de negro (muy Lagerfeld) en un vestido de Chanel de escote asimétrico y falda bailarina. Pertenece a la colección Otoño-Invierno 2019/20 de Virgine Viard, con mucho volumen en en el frente, botones joya en el lateral y en la parte de atrás adornado con plumas con cierto tono rosado. En la cintura un fino cinturón negro, el mismo color que sus sandalias de tiras y plataforma.

Una emocionada Penélope Cruz ha recibido el Premio Donostia de manos de su buen amigo Bono

Su larga melena en un moño muy al estilo de los que suele llevar en la alfombra roja, trenzado y con volumen y un maquillaje suave de ojos ahumados, también realizados por el maquillador oficial del festival, Chanel Beauty.

Así ha sido la ceremonia de entrega del Premio Donosita y el discurso completo en el Kursal. ¡Felicidades, Penélope!

*Imágenes: Getty Images

thoughts?