El bob ha sido uno de los cortes estrella de este año y, lo bueno, es que lo mejor está aún por llegar. Se reversiona, no solo para refrescarse y mostrarnos todos los matices creativos que es capaz de aportar, también para adaptarse como ningún otro corte a los diferentes rostros, personalidades y estilos. Sabe reflejar la belleza personal con un toque moderno, pero sin grandes exageraciones. Eso es lo que lo hace todavía más perfecto.

Aire retro, the french touch

Inspirado en el corte original que nació en Francia en los años 20, se caracteriza por peinarse con las puntas ligeramente hacia adentro. “Esta versión del bob será la gran estrella del año que viene, sin duda. Le da un aire retro a la imagen al ser tan corto y redondear las puntas. Además, este aire vintage es muy favorecedor y, al quedarse a la altura de la mandíbula, hace resaltar los pómulos. Este bob francés se lleva con flequillo y es un look total que no necesita más, fresco, y, además, fácil de peinar. Un clásico tremendamente moderno.”, explica M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera desde Santa Cruz de Bezana (Cantabria).

Inspiración hollywoodiense

Este lob con puntas romas y tupé en la parte del flequillo nos recuerda al glamur clásico y atemporal de Hollywood.“Una de las novedades para el año que viene es el tratamiento del contorno, se recuperan las puntas trabajadas con cepillo hacia adentro y se añade a la melena una ondulación muy suave, pero muy sensual. La textura del pelo se prepara hasta aparecer brillante y lograr un look de cine.”, asegura Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros desde Málaga.

La fórmula maestra: bob + flequillo + rizos

Estamos de acuerdo que es una apuesta arriesgada, pero cuando funciona, es perfecta. Los rizos no tienen miedo a nada, los bobs, tampoco, y cuando se unen nos alegran con su desparpajo.

“Los bobs vienen con todos sus formatos para dirigirnos hacia el camino de la belleza universal y, a la vez, personalizada. No hay modelos de belleza, solo looks que realzan la singularidad y los rasgos de cada uno. Y ese es el mood que nos traen los bobs con flequillo con pelo rizado. No favorecen a todo el mundo, si necesitas volumen en la parte superior de la cabeza no es para ti, pero siempre puedes escogerlo sin flequillo, a frescura no gana nadie.”, añade Raquel Saiz de Salón Blue desde Torrelavega (Cantabria).

Cortes rectos, pulcritud en la pose

La otra versión del bob defiende las líneas verticales pulcras, bien definidas y los contornos rectos. “El bob perfectamente alisado, sobre todo partido en dos con la raya en el medio, nos sorprende por su presencia entre delicada y fuerte. Perfecto para las melenas más lisas sin nada más que añadir que un look contemporáneo y si cabe algún adorno como alguna horquilla joya. Simplemente perfecto.”, afirma Felicitas Ordás de Felicitas Hair desde Mataró (Barcelona).

Desenfadado y natural

Los bobs nos permiten jugar con las texturas, los complementos y los recogidos. Solo se trata de escoger el momento.

“Las texturas despeinadas no han desaparecido, se combinan con las más pulidas como muestra de su versatilidad. Un bob en un pelo liso despeinado con el secador tendrá un acabado mucho más divertido. En cambio, muy retro cuando es muy corto con unas ondas solo en las puntas y un acabado brillante y definido. Se trata de explorar, en los matices está la diferencia.”, nos sugiere Kílian Garrigós de SK Style Barcelona desde Barcelona.

Mi fantasía es muy real

El bob también puede ser transgresor y lo hace mediante las texturas y los colores fantasía. Más increíble no puede ser.

“Los tonos fantasía van a tomar un nuevo impulso el año que viene, sobre todo, el azul. En los bobs el efecto de estos tonos es aún mayor, ya que, al ser un corte clásico, el color tiene más capacidad de transformación. No tienes porqué teñir toda la melena, puedes hacerlo solo en las puntas para probar, aunque si lo haces,, no querrás cambiarlo. Los colores fantasía nos aportan rebeldía, frescura, por eso estamos seguros de que el año que viene van a arrasar.”,confiesa Manuel Mon de Manuel Mon Estilistas desde Oviedo.

*Imagen: cortesía

thoughts?