Por si alguien sigue especulando sobre si la reina Isablel II quiere o no a Meghan Markle, aquí está la prueba fehaciente de que está encantada con la nueva duquesa de Sussex, y, de paso, uno de los fun facts más destacados de la boda real.

Si bien, los protagonistas de la boda se llevaron todo el protagonismo, ha habido una figura canina que nos ha robado el corazón. Se trata del perro adoptado de Meghan MarkleGuy, que llegó al Castillo de Windsor en el mismo automóvil que la reina y sentado junto a ella.

Con la fiebre y la anticipada llegada de la royal family a la casa de verano de la monarca, los paparazzi lograron tomar la prueba de que Guy ya fue aceptado por la misma reina. Además el beagle llega poco después de que el último corgi de la reina muriera. ¿Será Guy el nuevo favorito?

Según The Guardian, el Palacio de Kensington anunció, tras el compromiso, que el perro de Markle ya estaba viviendo en Londres. Así que tuvo suficiente tiempo para crear un vínculo especial con la monarca.

Un cuento de hadas para el perro también, ya que Guy fue parte de la fiesta de los duques en Frogmore House, de acuerdo con algunas fuentes.

*IMAGEN: Getty Images
thoughts?