¿Espionaje? ¿Paranoia? Seguro que alguna vez te habrás planteado si al usar tu teléfono móvil lo haces de forma segura, y si tienes escasas nociones de informática (lo normal), no tendrás ni idea de cómo controlarlo. O, por el contrario, quizás pienses que eso solo es para gente importante, que total, a ti quién va querer hackearte si no eres Jennifer Lawrence. Pues aunque en la Red, a la hora de hackear, los chantajes son mucho más jugosos si vives en Hollywood, tú también eres susceptible de un ciberataque. Al fin y al cabo todos tenemos algo que ocultar, aunque solo sea un comentario malvado hacia la vecina del quinto.

giphy-21
No lo niegues, que no pasa nada Elliot.

Las alarmas saltaron este verano cuando Mark Zuckerberg subió una foto para celebrar los 500 millones de usuarios en Instagram. Una imagen aparentemente inocente de Mark con un marco gigante de cartón al estilo Polaroid en la que solo los más observadores (y haciendo mucho zoom) se percataron de un detalle: el magnate de Silicon Valley cubre la cámara y el micrófono de su ordenador con cinta aislante. Y si lo ha hecho él (que es el que más controla de este asunto) es que algo está pasando.

mrrobot1
¿No te estarás riendo de nuestra ignorancia, no?

Puede que dentro de tu ordenador no tengas nada interesante. Solo unos pantallazos de Pinterest y alguna foto de tu mascota, pero ¿y lo que estás haciendo en el salón o en una de las habitaciones de tu casa, justo en el lugar donde tienes el ordenador encendido? Si la cámara de tu portátil está descubierta, cualquiera con unos mínimos conocimientos (no hace falta ser Mr. Robot) podría observarte a través de ella, mientras estás tumbada en la cama con la mascarilla puesta comiendo galletas, por ejemplo.

Y es que entrar en nuestras vidas es tan fácil como acceder al Wifi al que estamos conectados. Y no solo para la cámara, la entrada de audio también puede delatarnos. Que vale que no manejamos información del Pentágono, pero lo que se habla en casa, queda en casa, y muchas veces puede ser motivo de chantaje. Pero la cosa no se queda en el ordenador, ocurre lo mismo con las tablets y los teléfonos que van de un lado a otro de la casa (baño incluido). Total, que tenemos más cámaras vigilándonos en nuestro espacio privado que en un centro comercial.

mrrobot2
Y este está tan contento.

Para evitar este y otros peligros de vivir expuestos a la Red las 24 horas del día, hemos elaborado una lista para dummies. Porque los que no somos ingenieros informáticos, también tenemos derecho a protegernos.

[galeria]

Y sí, hemos ilustrado todo este artículo con fotogramas de Mr. Robot porque era la excusa perfecta para rebuscar en nuestro archivo de fotos de Rami Malek.

thoughts?