Este año tenemos un propósito (bueno, muchos, pero ahora nos interesa este. Y punto): vamos a poner una dosis de cariño extra a nuestros regalos de Navidad. A veces, nos centramos tanto en lo que hemos comprado (y en el medio riñón que nos hemos gastado) que perdemos las ganas de hacer de ello toda una fiesta y terminamos pidiendo a la señorita simpática de El Corte Ingles que nos lo envuelva en ese papel estandar que delata, en la mayoría de casos, su contenido.

No, no nos vamos a poner tan intensos como Rowan Atkinson en Love Actually

Envolver regalos
Todos hemos querido envolver así. ¿O no?

…pero casi. Y como somos expertas en eso de propagar el espíritu navideño y mandar a paseo al grinch que algunos llevan dentro, nos hemos propuesto que tú hagas lo mismo y le dediques un par de minutos de tu tiempo (y mucho mimo) a tus presentes de este año.

Para ello, algunas claves, un paso a paso y una buena dosis de inspiración:

Lo del papel brillante en rojo y verde (en el mejor de los casos) está muy bien... pero ya va siendo hora de mejorar la técnica. Palabrita de Olsen.
Lo del papel brillante en rojo y verde (en el mejor de los casos) está muy bien… pero ya va siendo hora de mejorar la técnica. Palabrita de Olsen.

¿Dónde comprar material?
En el terreno del DIY pasa lo mismo que con la quinoa: si tienes que irte hasta la tienda Eco de Matalascañas de Arriba para encontrarla, pues como que te da más pereza y acabas renegando de ella. Y es que, aunque al otro lado del charco encuentres material en cada esquina, aquí ¡da gracias si el papel de princesas Disney que venden en la papelería de al lado de tu casa es medianamente mono…!

Por suerte, desde hace un par de años y gracias a las bondades de Pinterest, cada vez son más los lugares donde podemos comprar material para hacer monerías como estas. El papel craft (ya sabes, ese marrón que está tan de mode utilizar con un cordel) lo venden ya hasta en Ikea y en los chinos, así que vamos por buen camino (hasta que nos cansemos de él, al menos).

Además, a través de estas tiendas online podrás comprar todo tipo de piezas para hacer de tu paquete el Palacio de Versalles de los regalos:

Amazon.es: en su sección de Oficina y papelería (y aunque, con tantas cosas como hay, cuesta un poco dar con ello) encontrarás todo, todo, TODO tipo de artilugios que desconocías (a no ser que fueras una pro del embalaje desde la cuna): arandelas, papeles de todo tipo y condición, pegatinas, tarjetas, troqueladoras, embellecedores…

Tú creías que después de 3º de infantil no volverías a utilizar un punzón. Pues ¡sorpresa! © Grazia.es
Y tú creías que después de 3º de infantil no volverías a utilizar un punzón. Pues ¡sorpresa! © Grazia.es en el taller de ‘El tarro de ideas’ y Amazon.

Mr. Wonderful: bolsitas, etiquetas, papel… todo ello decorado por la marca más positiva del país. Con sus piezas, podrás hacer la manualidad tú misma o recurrir a sus empaquetados ya hechos, como las bolsitas de papel craft con mensajes como: «Aquí dentro hay un montón de amor». ¿Lo que más nos gusta? Sus sellos, perfectos para decorar tus etiquetas.

Sellos, pegatinas, papeles... © Mr. Wonderful
Sellos, pegatinas, papeles… © Mr. Wonderful

Holamama Shop: elige entre hacer pedido online o pasarte por su tienda en Madrid (C/ Don Ramón de la Cruz, 70).

El tarro de ideas: si sigues a @tarreando en Instagram, seguro que has querido tener sus santas manos para hacer todo lo que publica en su perfil. En su web, podrás encontrar material original (y la mar de molón) para envolver tus regalos esta Navidad. No prometemos que con ello te conviertas milagrosamente en el señor de Bricomanía, pero por algo se empieza…

Etsy: ese lugar donde perder la cabeza buscando, para acabar encontrando tesoros si se tiene paciencia. Desde cajitas de madera hechas a mano en la otra punta del mundo (vendidas directamente por la persona que las hace), hasta etiquetas, papel, cordel… de todo tipo, color y precio. Envidia de la mala te van a tener los elfos de Papá Noel…

© Cordon Press
© Cordon Press

Un poco de práctica…
Servidora, que no pasaba de tener cierta maña a la hora de empapelar y ponerle algún que otro cordel al asunto, alucinó con el mundo del empaquetado de Gema, la cara visible detrás de El tarro de ideas (que, por cierto, tiene un libro sobre esto –Empaquetado Creativo- en la calle). Hace unas semanas, gracias a Amazon España y su especial navideño, pudimos asistir al taller que la ‘manitas’ de Instagram dio en Madrid y aprendimos algún que otro truco sencillo para presentar regalos de la forma más original. ¿Nuestro favorito? Una cajita en forma de pirámide donde esconder regalos pequeños, como una joyita o un reloj.

Para hacerlo, solo necesitarás un papel duro, tipo cartulina, a ser posible estampado. Lo encontrarás en las tiendas de las que te hemos hablado más arriba. Además, unas tijeras, una troqueladora, un poco de cordel y una pegatina (si es con mensaje navideño, mejor).

© Grazia.es en el taller de El Tarro de Ideas y Amazon.
© Grazia.es en el taller de El Tarro de Ideas y Amazon.
  1. Si el papel es cuadrado, perfecto. Si no, recórtalo hasta conseguir 4 lados iguales. Dobla el papel por la mitad, en ambos sentidos, para marcarlo con una cruz.
  2. Dobla hacia dentro cada una de las cuatro esquinas, hasta conseguir otro cuadrado más pequeño.
  3. Abre el papel y comprueba que se han marcado bien todas las líneas gracias a los dobleces. Tiene que quedar como en la imagen. Después, haz un corte desde el punto medio de uno de los lados y hacia el centro del papel.
  4. Una vez tengas esto, el triángulo se montará prácticamente solo. Cogiéndolo con las dos manos (como se muestra en la imagen 3), introduce la parte que queda a la derecha del corte, por debajo de la que queda a la izquierda. Esto es muy difícil de explicar por escrito, así que te lo dice la propia Gema mucho mejor en uno de sus vídeos
  5. Opcional: si quieres añadirle un cordel -con el que podrás, incluso, colgarlo del árbol-, solo tienes que hacer dos agujeros paralelos con una troqueladora, añadir los embellecedores de latón si los tienes, e introducir un trozo de cordel con el que hacer el lazo.
  6. Cierra la base del triángulo con una pegatina bonita, donde le digas algo al destinatario.
© Grazia.es en el taller de El Tarro de Ideas y Amazon.
© Grazia.es en el taller de El Tarro de Ideas y Amazon.

Otras opciones que aprendimos son estas bolsas de papel. La primera, es perfecta para regalos que suponen sudor y lágrimas a la hora de ser envueltos (peluches, objetos redondos… en fin, cosas sin vértices en los que poner celo): busca un papel que te guste y recorta de él un rectángulo del tamaño que se adapte mejor a tu regalo. Junta los lados derecho e izquierdo y pega uno encima de otro, formando un cilindro con el papel. ‘Aplástalo’ sobre la mesa, y pega por dentro la parte inferior. Puedes recortar el borde con unas tijeras de las que hacen formas, en zigzag o con ondas. Tenemos ya una bolsa abierta, en la que meteremos el regalo y cerraremos por arriba, pegando la parte superior en el sentido contrario al que lo hemos hecho en el inferior.

© Grazia.es en el taller de el tarro de ideas y Amazon
© Grazia.es en el taller de el tarro de ideas y Amazon

La segunda será la favorita de los más pequeños, por las muchas posibilidades de decoración que ofrece. Nosotras hicimos un conejo, pero las orejas pueden ser también de oso, o una corona para el rey de la casa. La bolsa, se hace así. Después, solo tendrás que dar forma a la parte superior y decorar.

Y, si con esto no tienes suficiente (o quieres presentar cada regalo de forma distinta), encuentra más inspiración en nuestra selección de (oh, bendito) Pinterest. Vas a salir de aquí con un master en regalos navideños. Hazte con el material necesario… ¡y a envolver!

[galeria]

Si ya sabes envolver, pero lo que no tienes muy claro es qué meter bajo el papel, aquí 150 ideas de regalo de todo tipo, condición y precio. 

thoughts?