Su suela roja ha seducido a miles de mujeres en el mundo. Tener unos Christian Louboutin es sinónimo de muchas cosas, entre ellas de ser una súper adicta a la moda y a uno de los accesorios fetiche femeninos: los zapatos.

El diseñador ha querido ampliar su presencia en nuestro país, y acaba de abrir su primer punto de venta en Barcelona. Ubicada en el mítico Paseo de Gracia, muy cerca de otros dos emblemas de la ciudad, La Pedrera y la Casa Batlló, el espacio diseñado por Laura González incluye espejos, terciopelos y otros recursos decorativos que el diseñador siempre elige para sus boutiques. Ha querido traer también un poquito de París a la capital catalana, a través de un techo azul y verde, que recrea el enrejado del parisino Palais de la Porte Dorée y unos delicados arabescos, a través de los que se filtra la luz, como los de su apartamento parisino.

Para acompañarle en esta inauguración, numerosos rostros conocidos se dieron cita en la noche barcelonesa, en un cóctel en la propia tienda, que dio paso a una cena en el restaurante Red Fish. Entre ellos destacacba una guapa Hiba Abouk, quien eligió un par de sandalias Valparaíso junto a  una bolso Skypouch de la colección Primavera-Verano 2019. La actriz Natalia Sánchez llevó un par de salones metalizados Hot Chick con un bolso de piel Marie Jane Bucket, de la colección Primavera-Verano 2019.

Los actores Eduardo Casanova y Carles Francino se decantaron por mocasines, el primero eligió los Ascott Boy en ante y el segundo los Alfreed con detalles de purpurina, ambos de la colección Primavera-Verano 2019.

Junto a ellos influencers como Mónica Anoz, Miranda Makaroff, Alex Domenech, Inés Arroyo y Eider Paskual, o los cantantes Julia de Castro y Luis Mas, todos calzando alguna de las piezas de este maestro zapatero del lujo.

*Boutique Christian Louboutin: Passeig de Gràcia, 97

thoughts?