En medio de la marabunta de cine y moda que inunda febrero, la música reclamó su merecido protagonismo celebrando anoche sus premios más importantes a nivel internacional. El Staples Center de Los Angeles reunió a un buen puñado de las mejores estrellas del panorama para entregar los Grammy 2016.

El gran triunfador de la noche fue el rapero Kendrick Lamar, que se fue a casa con cuatro gramófonos; aunque la protagonista indiscutible fue Taylor Swift: no fue la más premiada (quedó en segundo lugar, con tres -que ni tan mal, oye-), pero su corte de pelo y sus piernas que deben medir como 10 metros aproximadamente se hicieron con todos los comentarios de la noche. Además, no se separó ni un segundo de su mejor amiga, Selena Gomez (cuyo ex, Justin, rondaba el lugar) y supo devolvérsela doblada a Kanye West en su discurso de agradecimiento:

“Quiero dirigirme a todas las mujeres… habrá gente en vuestra vida que trate de menospreciar vuestro éxito o tomar crédito de vuestros logros o vuestra fama, pero si os centráis en el trabajo y aprendéis a no hacerles caso, cuando lleguéis a donde queréis llegar os daréis cuenta de que habéis sido vosotras, y la gente que os quiere, las que habéis llegado hasta allí. Y ese es el mejor sentimiento del mundo”.

23giphy

 

La rubia abrió la gala con su Out Of The Woods pero la actuación más espectacular de la noche fue, sin duda, la de Lady Gaga: un homenaje a David Bowie repasando sus mejores temas y haciendo gala de las claves más icónicas (e inmortales) de sus looks.

1

 

Adele o Justin Bieber también actuaron (la primera, con problemas técnicos llegando a desafinar en algunos momentos de la canción; el segundo, tras ganas su ¡primer! Grammy), así como Lionel Richie, Demi Lovato, John Legend, James Bay… o Pitbull, que salió a escena con Sofía Vergara disfrazada de taxi para deleitar a los norteamericanos con el hit del verano. No tiene desperdicio…

https://www.youtube.com/watch?v=5BzKrROnXP8

Y aunque, en realidad, toda la gala podría haber girado en torno a Taylor Swift y nos hubiera parecido bien, hubo dos artistas que brillaron por su ausencia: Katy Perry y Rihanna, que decidieron no asistir. Y eso que la de Barbados había ensayado para subirse al escenario y presentar su último trabajo, pero el riesgo de “hemorragia en sus cuerdas vocales”, dicen, le obligó a cancelar en el último minuto.

[galeria]

thoughts?