Bien dicen que la edad de las mujeres no se revela, y por lo tanto al intentar adivinar se cometen errores. Así le ha ocurrido a la actriz Lilly Collins al intentar hablar de la edad de su personaje en la serie de Netflix, Emily en Paris, ya que según ella, Emily Cooper tiene 22 años y no podría estar más equivocada.

Fue durante una entrevista para una revista británica, que la actriz confesó verdades relacionadas con su más reciente personaje: «No creo que le hayamos dado un ‘número’ específico para su edad, pero creo que está recién egresada de la universidad. Tal vez este sea su primer año después de graduarse. Quiero decir que tiene como 22 años«.

«Ha tenido suficiente experiencia en su empresa en Chicago como para ganarse el respeto de su jefa. Es una galleta inteligente y realmente innovadora, y esta no es la primera vez que hace lo que hace. Ha ido a la escuela para esto y ha completado pasantías», añadió.

Pero aunque Emily tenga mucha experiencia laboral, lo que le falta es conocimiento en la cultura francesa, pues como ella lo dijo en uno de los capítulos, se trata de su primera vez en Europa, y su oportunidad en el viejo continente fue de última hora, por lo que no tuvo el tiempo para aprender el idioma ni familiarizarse con la idiosincrasia de Francia. 

Una vez que Lilly se enteró que Emily en realidad tiene casi su edad, 31 años – aunque nunca se le asignó una edad específica – no le quedó más que bromear acerca de su equivocación. «Emily me mira cuando me equivoco de edad», escribió en Instagram Stories, compartiendo un GIF de su personaje haciendo una mueca. «Chica lo siento. Puede que no tengas 22, pero tengo que decirlo, ¡¡¡a veces actúas así!!!» añadió. 

Y sí, coincidimos, será muy buena en su trabajo, pero no ha tomado las decisiones más maduras en su vida personal. Pero estando en París y viéndose involucrada en las situaciones que Emily ha estado, ¿quién no se dejaría llevar también por el impulso? 

*Imagen: ‘Emily en París’

thoughts?