Al igual que la zona de ojos, los labios son una de las áreas más sensibles y delicadas, requieren cuidados especiales para mantener un buen aspecto y salud. Los cambios de temperatura, la humedad, la radiación solar y la humedad de las lluvias de la temporada provocan algunos estragos en la piel de los labios. 

A pesar de ser una parte importante en nuestro cuerpo y que por su susceptibilidad suelen resecarse con facilidad, los labios no reciben (generalmente) la atención necesaria, es por esto que aquí te traemos una serie de pasos que debes seguir para su cuidado e hidratación:

HIDRATACIÓN DIARIA

Como producto básico que varios ya utilizamos, se encuentra el bálsamo labial, un producto que podemos usar todo el año y es fácil de traerlo a todas partes. Sin embargo, tiene un aliado muy importante cuando de hidratación se trata: la mascarilla para labios. Por su forma, la mascarilla hidrata a profundidad la piel de la zona dejando una textura suave y brillante. Una opción puede ser la mascarilla de noche de Sephora, con extra de hidratación (4,99 euros en Sephora). 

Labios hidratados en tres pasos

EXFOLIACIÓN 

Los labios, al no recibir la hidratación correcta tienden a agrietarse y resecarse, por lo que retirar células muertas de la piel de la zona es importante para que los parches hidratantes tengan mejor efecto. Estos exfoliantes labiales pueden venir en forma de mascarilla o geles. Su aplicación va de una o dos veces a la semana, según el cuidado que le demos a los labios. Una buena opción puede ser el Lip Scrub en barra, de Kiko (4,99 euros en Kiko Milano).

Labios hidratados en tres pasos

PROTECCIÓN SOLAR 

Al igual que toda la piel, la protección solar es crucial. Existen en el mercado bálsamos con SPF que alivian y acondicionan los labios secos, al mismo tiempo que los recubre de una película contra rayos UV. Una opción puede ser el Sun Balm Bálsamo Labial Protector SPF 30 (4,99 euros en Primor).

*Imágenes: Unsplash y cortesía

thoughts?