Los Reyes siguen recorriendo la geografía española, y esta vez la carretera les ha llevado hasta Navarra, y su primera parada de la semana ha sido visitar la residencia Ramón y Cajal de Aspace, donde se ofrece ayuda a personas con parálisis cerebral, para después trasladarse hasta la sede de la empresa tecnológica Veridas, en la localidad de Tajonar.

La reina Letizia para la ocasión ha vuelto a tirar de fondo de armario, y en esta ocasión ha optado por un vestido fluido con estampado bandana, que recuerda a los de los pañuelos y pareos que usamos mucho en verano. Se trata de un vestido en verde esmeralda, con estampado en blanco, firmado por Sandro Paris, una de las últimas firmas internacionales en llegar al vestidor real.

La reina Letizia rescata uno de sus vestidos estampados más favorecedores

La reina Letizia rescata uno de sus vestidos estampados más favorecedores

Ya lo habíamos visto antes, concretamente en 2018 cuando asistió al II Congreso Internacional de La Voz de las Mujeres Rurales en el Mundo, aunque en aquella ocasión lo combinó con sus tradicionales salones. En esta ocasión lo ha combinado con su zapato favorito de la temporada estival: las alpargatas. De nuevo ha optado por las de color beige de la firma española Macarena Shoes, confeccionadas en yute artesanal.

La reina Letizia rescata uno de sus vestidos estampados más favorecedores

 Por supuesto, como ocurre con muchas de sus prendas, ésta también se agotó, aunque su precio en aquel momento era de 295 euros. Veremos con qué más outfits nos enseña en los próximos días.
*Imágenes: Cortesía de Casa Real
thoughts?